Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine Capsa cerró ayer sus puertas de forma definitiva

El histórico cine barcelonés Capsa cerró ayer sus puertas tras finalizar el contrato por el que el propietario del cine arrendaba el local a Lauren Cines, según confirmaron fuentes de esta empresa, que consideraron que el cierre era, "en principio, definitivo". El Capsa consta de una única sala con capacidad para 379 espectadores, entre la platea y el anfiteatro, y tenía cinco trabajadores, uno de los cuales aseguró que no han recibido ninguna explicación por el cierre. Actualmente se proyectaba la película Alice y Martin, de André Téchiné, en versión original y subtitulada en castellano. El Capsa es un local del gremio de panaderos de Cataluña y estaba arrendado a Lauren, que efectuaba la explotación de la sala. Antes había sido también un teatro en el que se estrenó, por ejemplo, El retaule del flautista, de Jordi Teixidor, interpretado por el actor Pau Garsaball. El Capsa ofreció también el montaje Terror y miserias del Tercer Reich, sobre textos del autor alemán Bertold Brecht, entre otros. En la sala se representaron diversas obras de marcado carácter vanguardista a principios de los años setenta, con montajes de los principales directores del momento y presencia de los grupos más notables, entre ellos Els Joglars con Cruel Ubris. Posteriormente, se convirtió en cine ofreciendo, en la mayoría de las ocasiones, películas en versión original y subtituladas. Desde ayer, está cerrado a la espera de un nuevo destino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de diciembre de 1998