Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acampada en la plaza de Sant Jaume para pedir el traslado de un preso

Una treintena de personas finalizaron anoche en la plaza de Sant Jaume de Barcelona la acampada y la huelga de hambre que iniciaron 24 horas antes para reclamar el traslado a una prisión de Cataluña de Benjamín Ramos Vega, natural de Granollers, que fue condenado a 11 años y 3 meses de prisión por colaboración con ETA. Ramos, que cumple condena en la prisión madrileña de Alcalá-Meco, es portador de anticuerpos del sida y ha estado varios días en huelga de hambre para reclamar su traslado a Cataluña, según explicó un portavoz del comité de solidaridad con este recluso. Benjamín Ramos ingresó en prisión en junio de 1996, después de ser extraditado a España desde Alemania, donde fue detenido. Actualmente está clasificado en segundo grado penitenciario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de diciembre de 1998