PSOE y PA imponen su mayoría y sólo aceptan cinco de las 550 enmiendas de la oposición al presupuesto

Los argumentos de la oposición no hicieron mella en los socios de Gobierno. El presupuesto autonómico para 1999 se sometió ayer al pleno de la Cámara andaluza para salvar así su último trámite parlamentario. Socialistas y andalucistas hicieron valer su mayoría y apenas aceptaron modificaciones al texto que salió de la Comisión de Economía. Los votos del PSOE y PA validaron el texto articulado y las partidas destinadas a seis consejerías. Sólo se incorporaron cinco enmiendas aprobadas de las casi 550 presentadas por el Partido Popular e IU. El último pleno de 1998 terminará hoy con la aprobación definitiva de las cuentas andaluzas para el año que viene.

El dictamen previo de la Comisión de Economía marcó el debate parlamentario. Hace una semana, el PSOE y el Partido Andalucista ya mostraron el camino: incorporaron 87 enmiendas suyas al proyecto elaborado por la Consejería de Economía y rechazaron todas las que presentó la oposición. El pleno parlamentario que empezó ayer daba una segunda oportunidad a las 856 objeciones del Partido Popular e Izquierda Unida a las cuentas de la Junta de Andalucía: la votación de modificaciones parciales a las distintas secciones de los presupuestos. La primera jornada de debate parlamentario siguió, obstinado, la senda de otros años. Tras una larga sesión que acabó a última hora de la noche, el saldo para la oposición fue casi insignificante. El pleno sólo aprobó tres propuestas del PP y una de Izquierda Unida. Las razones que cruzaron los portavoces parlamentarios en la apertura del debate sonaron también tozudas, recurrentes incluso. El diputado del PP, Aurelio Romero, lamentó la "opacidad" del texto presentado y destacó su "falta de credibilidad". "Lo que se apruebe no tendrá nada que ver con su futura ejecución", sostuvo Romero. Por su parte, Concha Caballero, de Izquierda Unida, criticó "el blindaje intenso" del proyecto de presupuestos de los socios de Gobierno y recordó que la mayor parte de las 560 enmiendas de su grupo insistían en la aplicación inmediata de la jornada laboral de 35 horas en la administración, que el Gobierno andaluz prevé instaurar completamente en el 2002. En su turno de réplica, Manuel Gracia, portavoz adjunto del PSOE, rechazó las críticas de la oposición. Los socialistas mantuvieron que la admisión de muchas de las enmiendas propuestas por la oposición pondrían en peligro el funcionamiento financiero de los departamentos afectados. "Lo fácil es recurrir al tópico del rodillo y la prepotencia" indicó Gracia, quien invitó a los populares a analizar el rechazo de los socios del Gobierno central a las enmiendas socialistas en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado. El portavoz adjunto del PA, Ildefonso Dell"Olmo, calificó los presupuestos de "progresistas" por incrementar los programas para la generación de empleo y son "rigurosos" con el gasto corriente. El pleno aprobó el dictamen, el texto articulado y las secciones de las Consejerías de Presidencia, Gobernación y Justicia, y de Economía. La mayoría que forman PSOE y PA rechazó una enmienda del Grupo Popular correspondiente a la Consejería de Obras Públicas para modificar el destino de la partida de 5.000 millones de pesetas consignados por la Junta para la conexión del tren de Alta Velocidad entre Córdoba y Málaga, de forma que esos fondos se vinculen a otros proyectos a desarrollar en la provincia malagueña. En concreto, el PP solicitaba al Gobierno andaluz el traslado de los 5.000 millones a la construcción de la carretera que conecte el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) con la localidad malagueña de Pizarra y de la carretera del arco de Málaga, ya que considera que esa partida no podrá ser invertida en 1999 porque no se cubrirán los trámites necesarios para iniciar el AVE a Málaga. Sí aceptaron, sin embargo, los socios de Gobierno una de las tres enmiendas presentadas por el PP a la Consejería de Relaciones con el Parlamento relativa a un cambio de destino de una subvención por valor de siete millones que otorga este departamento a entidades de carácter social. El debate de los presupuestos concluirá hoy al mediodía. Posteriormente, se constituirá la Diputación Permanente del Parlamento, órgano encargado de velar por los poderes de la Cámara durante las vacaciones parlamentarias.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS