Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta quiere aprovechar la tregua con el Gobierno para negociar la financiación y el censo El PSOE cree que se ha demostrado que no existía ningún problema técnico con la deuda

Y estalló la paz, al menos por ahora. El acuerdo alcanzado el viernes entre la Junta de Andalucía y el Gobierno central sobre la deuda de la administración autonómica con la Seguridad Social y acerca de la reducción del déficit andaluz parece abrir un nuevo marco de relaciones entre ambos ejecutivos. La consejera de Economía, Magdalena Álvarez, reconoció ayer que el diálogo entre las administraciones es ahora "mucho mejor" e instó a aprovechar este momento para resolver los "verdaderos problemas" de Andalucía, es decir, el censo y la financiación autonómica.

La titular de Economía afirmó ayer que los acuerdos alcanzados con el Ejecutivo central demuestran que la Junta no busca la bronca por la bronca. "Cuando al Gobierno andaluz se le hace una propuesta aceptable se llega a acuerdos", afirmó Álvarez, que considera que la paz sobre el déficit y la deuda de la Seguridad Social abre "la puerta" para abordar los dos asuntos que más guerra ha provocado entre ambas administraciones: censo y financiación autonómica. "Es el momento para sentarnos y resolver los problemas importantes", dijo la consejera de Economía, que incluyó también en este paquete las políticas activas de empleo. Para el PSOE, sin embargo, la conclusión política de cómo se han cerrado los pactos es clara: "Cuando el Gobierno rectifica, acierta". El secretario de Organización de los socialistas andaluces, Luis Pizarro, cree que se ha puesto de manifiesto que no existía ningún problema técnico para la autorización del endeudamiento, y que a Andalucía le cuesta siempre más cualquier acuerdo con el Gobierno que al resto de las comunidades autónomas. "Arenas debe explicar qué sentido ha tenido esta presión sobre la Junta, que se les ha ido de las manos", subrayó Pizarro, para quien la forma de arreglo evidencia también que Arenas quería que su ministerio interviniera directamente en el desbloqueo. Sobre el adelanto del presidente del PP de varias horas para ser él quien diera la buena noticia, el socialista dijo: "Si todo lo que ha ocurrido lo ha hecho Arenas para aparecer como campeón conseguidor, los andaluces valorarán su frivolidad e irresponsabilidad". El secretario general del PP, Juan Ojeda, destacó los acuerdos pero puso el énfasis en los asuntos pendientes. "Aún no existen acuerdos en el modelo de financiación y en el asunto del censo de población", dijo. Insistió en que la Junta pierde 73.000 millones de pesetas por la financiación y añadió que "el Gobierno central está dispuesto a hablar", informa Javier Benítez. Por su parte, el secretario general del PA, Antonio Ortega, afirmó que la Junta no se podía "empeñar en una guerra en la que nadie le iba a dar la razón", en referencia a la deuda que mantiene con la Seguridad Social, informa Efe. El dirigente andalucista, tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Nacional del Partido Andalucista, afirmó que el acuerdo se "evita que el Gobierno central tenga armas para no reconocer el censo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de diciembre de 1998