Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romero pide la dimisión de Magdalena Álvarez por "condenar a Andalucía" al buscar el déficit cero Julio Anguita reclama que no se busquen "roces en la bicefalia" con Frutos

El coordinador general de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Romero, pidió ayer durante la inauguración de la nueva sede provincial de la coalición en Sevilla la dimisión de la consejera de Economía y Hacienda, Magdalena Álvarez, por su intención de lograr un déficit cero en el año 2002. Según Romero, esta situación "condena a Andalucía" y le impide paliar graves problemas como el paro o las carencias de la asistencia sanitaria o de Educación. Romero culpa a la Junta de haber pactado en la época socialista la autorización del endeudamiento desde Madrid.

Sin apenas dejar que la gente entrara a la flamante sede, Romero agarró el micrófono y aclaró que, ante todo, el acto era "político". Inmediatamente, pidió la dimisión de Álvarez y culpó a ella y al presidente de la Junta, Manuel Chaves, de haber negociado en su momento con el ministro de Economía socialista Pedro Solbes la necesidad de que el Ejecutivo central dé su visto bueno a cualquier intento de endeudamiento por parte de las comunidades autónomas. En nombre del porta-voz parlamentario de IU, Luis Carlos Rejón, acusó a Álvarez de "querer ser la primera de la clase en los criterios de Maastricht con el ajuste duro" y que eso le invalida para tener una alternativa política y económica al Partido Popular. Pactos electorales Pero el gran protagonista de la jornada de ayer fue el coordinador general de la coalición, Julio Anguita, quien elevó las intervenciones fuera del ámbito autonómico. "No pierdan, no ustedes sus jefes, el tiempo, la salud ni el dinero intentando encontrar roces en la bicefalia", sentenció Anguita tajante tras una pregunta sobre el nuevo secretario general del PCE, Francisco Frutos. El coordinador general de Izquierda Unida y predecesor en el cargo aseguró que Frutos se había limitado a exponer "la permanente actitud" de la coalición sobre los posibles pactos electorales con el partido socialista. Precisamente, para el candidato socialista, José Borrell, tuvo Anguita palabras agridulces. Aseguró estar de acuerdo con la propuesta del candidato socialista a la presidencia del Gobierno de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la modificación de los modelos de gestión del sistema sanitario que el Grupo Parlamentario Popular introdujo en sus últimas enmiendas a la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos Generales del Estado. No obstante, acusó al dirigente socialista de "medir con otra vara" al Gobierno andaluz, "porque en Andalucía se está haciendo lo que se le critica al PP en el resto de España". Anguita criticó el que se hayan equiparado los pasquines contra cargos del PP con el terrorismo de antes de la tegua. "Es hora de que los insensatos de uno y otro sitio se den cuenta de que con la paz no se puede jugar". También tuvo palabras el coordinador de IU sobre el caso Pinochet: se congratuló de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional no recurra la solicitud de extradición del ex dictador y calificó al Gobierno chileno de "estrecho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de diciembre de 1998