Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un experto en ETA achaca la tregua a la debilidad de la banda terrorista

Con el convencimiento de que ETA nunca ha pretendido la negociación, el periodista Florencio Domínguez Iribarren expuso ayer, durante la presentación de su libro De la negociación a la tregua, El final de ETA (Editorial Taurus), su tesis de que la organización terrorista anunció la tregua indefinida por su propia debilidad interna. "Si tienen decidido dejar las armas, lo harán haga lo que haga el Gobierno", aseguró Domínguez.A su juicio, la tregua, "un hecho sin precedentes", es fruto de la detención de la cúpula etarra en Bidart en 1992 y de la reacción popular tras el asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco. "ETA se ha dado cuenta de que no es invencible", afirmó el autor. Y añadió: "ETA ha sido arrastrada por HB y no a la inversa. Esto ocurre por primera vez". La Declaración de Lizarra ha sido, según el periodista, el pretexto necesario para el abandono de la violencia. "La balsa de Estella salva al náufrago que es ETA". Domínguez subrayó que es "prematuro" hablar del fin del terrorismo y consideró improbable que la banda celebre una asamblea porque con ella se arriesgaría a una escisión. También señaló que el PNV y EA han acelerado el proceso para evitar que la derrota de ETA se convirtiera en un fracaso político del nacionalismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de diciembre de 1998