Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La viuda de Jaume Perich cede al Ayuntamiento de Barcelona un fondo de 60.000 dibujos

Anna Berini, viuda del dibujante Jaume Perich, y Joan Clos, alcalde de Barcelona, firmaron ayer un acuerdo mediante el cual la viuda del malogrado dibujante cede al Ayuntamiento el fondo profesional de su marido por un periodo mínimo de 20 años. En total, cerca de 60.000 documentos que se deberán inventariar y clasificar en el Archivo Histórico de la Ciudad, y trasladar a soporte informático. En el mismo acuerdo se establece que el Ayuntamiento de Barcelona compra por tres millones de pesetas 200 dibujos del fondo, que serán seleccionados por una comisión.

El escritor M. Vázquez Montalbán recordó en el acto de firma del convenio el papel desempeñado por el humorismo gráfico en la historia del país. "Los dibujantes humorísticos han realizado día a día un afinado diagnóstico de la realidad". En este sentido citó las publicaciones Por Favor, Barrabás, Hermano Lobo y El Papus que desde finales de los años sesenta y sobre todo en los setenta fueron un punto de apoyo para el cambio político. Mientras proseguía su parlamento recibió una nota del periodista Josep Maria Huertas Claveria. En ella le notificaba que el Gobierno británico había dado el visto bueno a la extradición del ex dictador chileno Augusto Pinochet para ser juzgado en España. "Éste sería el tema de su viñeta de mañana", dijo el escritor. Montalbán y Huertas Claveria han sido, junto con Fer, dibujante de la revista El Jueves, los impulsores del proyecto, que se engloba en otro más amplio: salvaguardar el humor gráfico catalán para su estudio y documentación. Desde ahora, los dibujos de Perich forman parte de un importado legado del Ayuntamiento que incluye las ilustraciones publicadas en la prensa y las revistas de la ciudad, entre ellas La Publicitat, L"Esquella de la Torratxa, La Campana de Gràcia, La Veu de Catalunya y Diari de Barcelona. Su objetivo es poner al alcance de los estudiosos la rica tradición del humor gráfico catalán. A este efecto, el Archivo Histórico de la Ciudad ha habilitado un espacio bautizado como Sala Jaume Perich. Al acto asistieron los dibujantes Cesc, Òscar, Toni, Fer, José Luis Martín y Kim, que realizaron un dibujo como acto simbólico de la creación del fondo de dibujantes humorísticos contemporáneos. El homenaje a Perich y la alusión a Pinochet fueron el tema de las viñetas. "Será un gran día para Perich, pero horrible para mí", decía el bocadillo de uno de los dibujos donde aparecía el ex dictador. El material cedido servirá asimismo como base de una exposición que posiblemente se presentará en el Palau de la Virreina no antes de finales del próximo año. El acuerdo prevé la posibilidad de devolución a petición de Berini o sus herederos, aunque existe el compromiso de no hacerlo en los próximos 12 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de diciembre de 1998