Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

LA PRÓXIMA MANSIÓN DE CLAUDIA SCHIFFER

Una belleza humana, Claudia Schiffer, aquella ex niña alemana que se parecía algo a la prehistoria de Brigitte Bardot, que ya ha habitado dos chalés en Mallorca, es también poseedora exclusiva de parte de una belleza territorial aún virgen de la isla: 403.000 metros cuadrados de Es Cap Andritxol, un cuerno en el mar, entre Calvià y Andratx. Se trata de una parcela de una área natural protegida -"tierra, campo, olivar selva y pinar", según la escritura-, en la que la modelo puede construir una gran vivienda de dos plantas. Claudia pagó por estos terrenos con permisos de construcción cerca de 250 millones de pesetas a una sociedad del empresario georgiano Zourab Tchkotua, Zu, esposo de Marieta Salas, compañero del Rey desde su adolescencia en Suiza y que en agosto pasado acompañó a la estrella a una fiesta benéfica. Pedro P. Marrero, administrador y letrado de Schiffer en Palma, explicó que la inversión fue autorizada por el Ministerio de Economía en octubre de 1997 a la firma Rústicas Andritxol, SL. El arquitecto Guillem Reynés -presidente del RCD Mallorca- elabora los planos de la casa. Cerca de este territorio de lujo alemán, la empresa Dorint de Herbert Ebbertz levanta un hotel de cinco estrellas y un campo de golf. El ex ministro de Exteriores de RFA, Hans Dietriech Genscher, está relacionado con este grupo. Claudia, el rostro y la figura más publicitada del continente, estrenó el pasado verano otra casa enmurallada de cipreses. Al lado está otro celebérrimo piloto alemán, Schumacher y en la otra parte de la isla el entrenador del Bayern Leverkusen, Christoph Daum, acaba de pagar 950 millones por un complejo residencial.- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de diciembre de 1998