Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal de viento y lluvia retrasa el 37% de las operaciones en el aeropuerto de Barajas, según AENA

El aeropuerto de Barajas sufrió ayer un día de perros. El temporal de viento y agua que azotó a una parte de España acabó reduciendo los índices de puntualidad del aeropuerto al 63%, cuando lo habitual es que supere el 70%.Un comunicado difundido por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, organismo estatal responsable de la gestión de Barajas, señalaba que, pese a las inclemencias del tiempo, se había conseguido mantener "un índice de puntualidad del 63% pese a la acumulación de incidencias totalmente externas" al aeropuerto.

Las dificultades extremas que sufrió el aeropuerto de Barcelona por el temporal de lluvia y los problemas, por el mismo motivo, que padecieron los aeropuertos de París y Bruselas acabaron empeorando también los registros de puntualidad de Barajas.

AENA se ufanó ayer de que, pese al temporal, se mantuvo un aceptable nivel de servicio lo que, según explicó en su nota pública, "demuestra que las mejoras y nuevas instalaciones de la infraestructura de Barajas funcionan con eficacia". "Prácticamente, durante la jornada de hoy", concluía el comunicado, "ningún vuelo ha sufrido retraso por causas propias de este aeropuerto".

Por otra parte, la batalla contra el ruido ocasionado por la puesta en servicio de la nueva pista de Barajas que ha iniciado la plataforma vecinal de San Sebastián de los Reyes recibió ayer el apoyo de 700 residentes de esta localidad. Todos se concentraron en el polideportivo López Mateo, según informa Efe, y aprobaron el calendario de movilizaciones contra las nuevas rutas aéreas aprobadas tras la puesta en marcha de la nueva pista.

Para el próximo día 9 de diciembre, los vecinos decidieron utilizar su teléfono para colapsar las centralitas de los organismos que han aprobado las nuevas rutas aéreas, el Ministerio de Fomento y AENA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 1998