Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno regional subvencionará la reforma de 600 pisos situados junto a obras del metro

Las obras de ampliación de las líneas del metro no han provocado daños en la estructura de ningún edificio. Sin embargo, la realidad objetiva es que algunas viviendas de los barrios por los que pasa el nuevo suburbano se encuentran en muy mal estado, y la Administración debe arrimar el hombro en su arreglo. Por eso, el consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, anunció ayer por sorpresa la declaración de áreas de rehabilitación para dos colonias deterioradas: Velázquez (Carabanchel) y Virgen del Rosario (Villa de Vallecas). En total, unas 600 casas.

El portavoz adjunto de Izquierda Unida, Juan Ramón Sanz, interpeló ayer al consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes por los daños que la construcción del nuevo metro pueda haberles ocasionado a decenas de pequeños propietarios y humildes residentes del sur de Madrid. La pregunta venía precedida de numerosas protestas vecinales y visitas de los políticos a estos barrios molestos por las obras del nuevo metro.Cortés negó la mayor, e insistió en que todos sus informes técnicos y mediciones mediante sensores confirman que las obras de ampliación del metro sólo han provocado "daños pequeños o muy pequeños", y dijo que quienes hablaban de grietas en sus casas ya las tenían antes de que las tuneladoras se pusieran a excavar.

Después de negar la responsabilidad de las obras públicas en los achaques de las viviendas privadas, Cortés reconoció que cientos de casas en Carabanchel -por donde circula la nueva línea 11- y en Villa de Vallecas -junto a la prolongación de la línea 1, que se inaugurará en enero- se encuentran en muy mal estado, y un político no puede quedarse de brazos cruzados al respecto. "Usted puede ser de izquierdas, señor Sanz, y yo de derechas o de centro-derecha", le espetó Cortés a su contrincante parlamentario, "pero a los dos nos preocupan, al final, las personas". Y esas personas aseguran que viven en unos pisos que casi amenazan ruina, por lo que conviene tomar medidas cuanto antes.

El consejero de Obras Públicas reveló ayer que había negociado con los vecinos de la colonia de Diego Velázquez (unas 400 viviendas) y Virgen del Rosario (200 más) la declaración de la zona como área de rehabilitación integrada. Esta declaración significa que la Administración regional -en solitario, en el caso de Carabanchel, y de forma coordinada con la Empresa Municipal de la Vivienda, por lo que atañe a Vallecas- puede aportar hasta el 55% de lo que cueste arreglar esas casas.

Los vecinos tendrán que cargar, eso sí, con el 45% restante. "Yo arreglo lo que puedo, pero no por el camino equivocado. Quede claro que el metro nada ha tenido que ver con el deterioro de esos edificios", resumió el consejero.

El portavoz adjunto de IU se mostró satisfecho sólo a medias. Tras haberse entrevistado con docenas de afectados, Sanz ha llegado a la conclusión de que algunas casas vallecanas más próximas al túnel que Virgen del Rosario se encuentran seriamente dañadas, lo que convierte a las tuneladoras en principales sospechosas. "Quizá algunas tuvieran ya alguna grieta de antes, pero ahora son mucho mayores", matizó.

El diputado socialista Fernando Abad también optó por el camino de la cautela. "Estoy convencido de que los técnicos que asesoran a Cortés son gente muy cualificada, pero eso no significa que otros expertos igualmente cualificados puedan pensar que las obras hayan influido en el agrietamiento de las casas", apuntó.

9.000 viviendas en Parla

Por otra parte, el Consejo de Gobierno aprobó ayer la constitución del Consorcio Urbanístico Parla Este, que será presidido por Luis Eduardo Cortés y que permitirá promover en la localidad sureña cerca de 9.000 viviendas.La mitad de las nuevas residencias tendrá algún tipo de protección pública, por lo que sus precios no superarán los 16 millones de pesetas.

La urbanización de los terrenos donde se levantará el nuevo barrio de Parla será financiada por la Comunidad de Madrid (55%) y el Ayuntamiento de esa localidad (45%), que se repartirán posteriormente en la misma proporción los beneficios derivados de la venta de parcelas para la construcción de los pisos. El terreno que se ha recalificado para esta operación urbanística tiene una superficie de casi 215 hectáreas y será conocido como Ciudad de las Américas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 1998

Más información

  • Obras Públicas declarará dos zonas de rehabilitación preferente en Carabanchel y Vallecas