Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia intenta convencer a Rusia de que acoja de nuevo al líder kurdo

Italia parece cada vez más decidida a deshacerse de Abdulá Ocalan Apo por la vía de la expulsión a un tercer país. El ministro italiano de Exteriores, Lamberto Dini, viajó ayer a Moscú para intentar que el primer ministro ruso, Eugueni Primakov, readmita a Apo a cualquier precio. Hasta que el pasado día 12 de noviembre Ocalan decidiese trasladarse a Roma, el líder kurdo vivía de forma semi-clandestina en la capital rusa.

Una vez fracasada la solución alemana tras la negativa del canciller Gerhard Schröder a pedir la extradición del líder del partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Roma busca otras alternativas. La prensa italiana destacaba ayer la posición del primer ministro, Massimo d´Alema, claramente favorable a la expulsión del poco grato huésped "que será considerado como un clandestino más", a partir del 22 de diciembre, cuando expira el plazo de recepción de una improbable orden de extradición de Alemania.La gestión de Dini, que se ha declarado favorable al procesamiento de Ocalan ante un tribunal internacional o italiano, no parece sencilla, toda vez que Ocalan ha confesado que abandonó Rusia amablemente invitado por el jefe del Gobierno. Pero está claro que la opción del tribunal internacional, a la que es favorable también Alemania, está lejos de ser aplicable por el momento, a falta del citado tribunal. En cuanto a la hipótesis de otorgar asilo político en Italia al jefe del PKK, que mantiene una guerra abierta contra el Gobierno turco, que en 14 años se ha cobrado casi 30.000 víctimas, parece haber sido descartada.

La posición del Gobierno italiano en el caso Ocalan ha pasado de una inicial firmeza en la defensa de la causa kurda y de su líder a una desesperada carrera por desembarazarse del problema a cualquier precio. D´Alema, que hace diez días declaraba sus dudas sobre la naturaleza "terrorista" de la actividad de Apo y del PKK, se vanagloria ahora de que Italia "es el primer país que ha detenido a Ocalan" y se muestra favorable a que "los terroristas sean juzgados".

[El Ejército turco confirmó ayer que el PKK derribó el sábado un helicóptero militar cerca de la frontera con Irak, lo que provocó la muerte de 16 personas, informa France Press.]

Las autoridades turcas hicieron llegar el sábado la petición de extradición de Ocalan acompañada de un voluminoso informe, de casi 900 páginas, donde se detallan los delitos que se le imputan, según manifestó el embajador turco en Italia, Inal Batu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 1998

Más información

  • El PKK derriba un helicóptero turco