Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÚSICA

La discoteca Roxy presenta el concurso musical "València sona"

No contentos con haber convertido el Roxy Club en una sala de referencia para los grupos y aficionados a la música en directo, los responsables de la discoteca valenciana han emprendido un nuevo y ambicioso proyecto, en forma de concurso musical, bautizado con el nombre de València sona y con el que pretenden ayudar a promover la música en vivo y crear una sólida plataforma de lanzamiento para nuevos valores. El certamen, que se presentó ayer con la actuación del cuarteto local Girasoules, aspira a convertirse en una alternativa a otros concursos de similares características (como el Circuit Rock valenciano o el Villa de Bilbao) y, ofrecer una oportunidad "seria, creíble e independiente", según sus organizadores, a las bandas que, al margen del estilo musical que practiquen, carezcan de contrato discográfico vigente. Además, aunque esta iniciativa está abierta a la participación de cualquier artista nacional o internacional, otro de sus objetivos primordiales es el de intentar ofrecer un reflejo en todo el país de la efervescencia y creatividad que vive la escena valenciana. "Es evidente que estamos asistiendo a una importante explosión musical en toda la Comunidad, y, en este sentido, València sona ha surgido en el momento oportuno para convertirse en el colofón de este estallido. Más allá del mero hecho de cubrir un hueco vacante que era preciso llenar, este concurso ofrece una lectura más amplia, ya que desea convertirse en un vehículo para proyectar hacia el resto de España todo lo que aquí está pasando", explica Manolo Aguilar, director del sello independiente Subterráneo Records y coordinador de València sona. Gira promocional Tras una primera ronda eliminatoria en la que participarán todas las bandas inscritas en el concurso, un jurado compuesto por periodistas especializados, músicos y promotores de conciertos, seleccionará un total de 24 formaciones que, entre enero y marzo de 1999, deberán defender sobre el escenario de la sala Roxy su repertorio. Los tres finalistas participarán en el último concierto del certamen, junto a una banda invitada de reconocido prestigio, y el ganador recibirá como premio un millón de pesetas, la grabación de un álbum compacto y todos los medios necesarios para realizar una gira promocional. "Nuestra intención es que el grupo que gane el certamen suene por todo el país y adquiera la mayor repercusión posible", señala Aguilar. También se contempla un accésit para las formaciones que consigan el segundo y tercer puesto, y otro al mejor artista valenciano. Tras finalizar el certamen, se editará un elepé recopilatorio que incluirá una canción de cada uno de los 24 grupos seleccionados en la primera fase. Aunque la presentación oficial de València sona tuvo lugar ayer, casi un centenar de bandas de todo el país se han inscrito ya en la convocatoria, según sus organizadores. El plazo de admisión de grabaciones finaliza el 4 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1998