Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un preso se fuga de Picassent durante una salida para trabajar

El recluso Simeón Pascual Calatayud, de 35 años, se fugó el pasado 10 de noviembre del presidio de Picassent aprovechando una de las salidas diarias que realizaba para ir a trabajar, ya que estaba en tercer grado y sólo acudía a la prisión para dormir. Este preso estaba condenado a una pena de 20 años de prisión por cometer numerosos atracos. Ingresó en la cárcel en 1981, a los 18 años, y desde entonces sólo ha estado libre unos pocos meses. Instituciones Penitenciarias se ha extrañado de su fuga ya que iba a salir en libertad en el 2001. Pascual estaba considerado hace unos años como uno de los reclusos más peligrosos de Picassent. Los funcionarios explican que "era uno de los presos más temidos en el módulo 8 del Centro de Preventivos, el peor recinto de toda la cárcel". Allí dirigía la llamada banda de los valencianos que se dedicaba a "la extorsión y tráfico de drogas en el módulo", según los celadores. El sindicato Acaip denuncia que entonces se elaboró un informe en el que se hacía responsable a Pascual de crear diversos altercados y poner en peligro a algún funcionario. "Pero el informe se extravió y este preso logró pasar a segundo y tercer grado progresivamente y acceder a permisos", acusan. Desde agosto, Pascual salía a diario para ir a trabajar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1998