Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PATRIMONIO EL PLAN DE PROTECCIÓN NO PREVÉ CHALÉS

Alicante admite que en dos meses las obras en Tabarca pueden ser ilegales

La licencia es legal, pero la construcción de seis chalés autorizada en Tabarca por el Ayuntamiento de Alicante puede quedar fuera de planeamiento en dos meses, cuando se apruebe el plan especial de protección de la isla. El concejal de Urbanismo de Alicante, José Ramón García, del PP, planteó ayer esta hipótesis y negó que se tratara de una incongruencia absurda: "La legalidad es la legalidad, y la licencia de obra concedida cumple la normativa vigente", declaró para salir al paso de las críticas lanzadas desde la oposición.

La licencia otorgada por el Ayuntamiento de Alicante fue pedida por el alcalde de Santa Pola, Pascual Orts, también del PP, que ha intentado conseguirla desde 1994. Pero el nuevo plan especial de protección, que surgirá de la revisión del que está vigente desde 1984, choca por su contenido e intención de recuperar una zona histórico-artística con los planes de Orts. Una vez concedida la licencia, el político de Santa Pola podrá comenzar cuando quiera la construcción de los adosados sobre el espacio que el nuevo documento de protección destina inicialmente a recuperar simbólicamente el baluarte y castillo de San Carlos, diseñado en el siglo XVIII en el proyecto de fortificación del archipiélago ordenado por Carlos III. El plan especial de protección de la isla de Tabarca, declarada conjunto histórico-artístico en 1964, se publicará en los próximos días en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, y ese mismo día quedarán automáticamente suspendidos todos los permisos de obra. La polémica licencia se ha concedido justo a tiempo, y de paso se ha dado el permiso para construir un hostal que lleva meses funcionando en la isla. La disposición del plan de protección que prevé la suspensión de los permisos de obra en el momento de su publicación, no se aplica con carácter retroactivo, por lo que mientras se supera el periodo de exposición pública y se produce la votación en el pleno del Ayuntamiento, en principio en enero, Pascual Orts podrá comenzar a levantar los chalés. Si los grupos políticos asumen la propuesta técnica del plan y lo aprueban, esas viviendas quedarían fuera de planeamiento, lo que significaría que en el futuro, cuando con el paso del tiempo esas construcciones alcanzasen el estado de ruina y fueran demolidas, el terreno que ocupen quedaría liberado y se podría recuperar la filosofía y los objetivos del plan especial y ejecutarse en su integridad. Fuego intencionado El edil de Urbanismo insistió en que el Ayuntamiento de Alicante estaba obligado a conceder la licencia reclamada por Orts, "para no cometer abuso de poder", y puso especial hincapié en difundir la autorización que con carácter previo emitió la Consejería de Cultura, a la que corresponde garantizar la conservación del patrimonio histórico-artístico valenciano. La directora general de Patrimonio, Carmen Pérez, dio luz verde al proyecto del alcalde de Santa Pola en octubre, pese a los informes negativos de sus técnicos emitidos unos meses antes. José Ramón García se defendió de las críticas con el argumento de que las administraciones públicas actúan de acuerdo a las normativas en vigor, y no basándose en planeamientos en fase de tramitación y estudio que pueden ser modificados durante el debate político o por las alegaciones de los ciudadanos. La oposición ha pedido que se anule la licencia a Orts. Mientras, los investigadores del cuerpo de bomberos de Alicante sospechan que el incendio que sufrieron recientemente las dependencias municipales del Ayuntamiento en Tabarca fue intencionado. El fuego destruyó parte de los locales que ocupan Protección Civil y la Policía Local en la isla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 1998