Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obras Públicas prevé enlazar el 'metrosur' con la nueva línea 11 de Carabanchel

El presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón, inauguró ayer en clave electoral la nueva línea 11 del metro, que conecta el barrio de Pan Bendito, en Carabanchel, con el centro de la capital a través del suburbano. Ruiz-Gallardón aprovechó la ocasión para reafirmar su compromiso con el sur. Su brazo armado en infraestructuras, el consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, anticipó que algún día esa línea será la puerta por la que se "darán la mano" el suburbano madrileño y el Metrosur (una línea pensada para unir los cinco grandes municipios del sur).

La línea 11 de Metro ha supuesto un desembolso de 8.200 millones de pesetas para realizar un ramal del suburbano que parte de la línea 6, entre las estaciones de Opañel y Plaza Elíptica. El nuevo tramo llega hasta el barrio de Pan Bendito y amplía la red de metro con tres nuevas estaciones: plaza Elíptica, Abrantes y Pan Bendito. Más de ocho millones de personas, según los datos de la consejería, utilizarán anualmente esa línea. Con ella, son ya 13,7 los kilómetros de suburbano puestos en servicio por el ejecutivo regional en lo que va de año. Y las inauguraciones seguirán hasta la cita electoral de junio próximo. En total, se abrirán 24 kilómetros.Quizá por ello, las intervenciones tanto del presidente, Alberto Ruiz-Gallardón, como del consejero de Obras, Luis Eduardo Cortés, estuvieron preñadas de compromisos electorales. El primero enfatizó su apuesta personal y compromiso con "el reequilibrio territorial" del sur de la ciudad y la región: "No hay mejor política de reequilibrio territorial que la apuesta por el transporte público a través de la ampliación del Metro. Estamos construyendo la Comunidad del siglo XXI. Vamos a crear una ciudad desde abajo", afirmó Ruiz-Gallardón en relación al Metrosur (línea que enlazará las principales localidades del sur de la región).

Cortés, por su parte, anticipó que sí el PP sigue en el gobierno, la línea 11 que nacía ayer podría "prolongarse en un futuro hasta Atocha y también hacia el sur de la región". El consejero, que se felicitó porque un grupo de vecinos se manifestase ante la estación de plaza Elíptica reclamando una parada del suburbano en la Elipa, expresó su deseo de que algún día, la línea 11 "será la puerta en la que "el Metrosur y el Metro madrileño se puedan dar la mano". "Algunas de las pancartas estaban firmadas por los grupos políticos de la oposición. Me felicito de que hasta la oposición confíe en que los próximos cuatro años nosotros sigamos ampliando el metro", ironizó el consejero.

Aunque, de momento, el Metrosur es un proyecto electoral que sólo esta prevista unir con la capital mediante la red de Cercanías, según reconoció ayer Ruiz-Gallardón en su intervención. El presidente regional resaltó asimismo que la "gran apuesta de ampliación del Metro, proyectada para ocho años, va a ser realizada en más de la mitad durante la presente legislatura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de noviembre de 1998

Más información

  • Ruiz-Gallardón inaugura el ramal que acerca el barrio de Pan Bendito al centro de Madrid