Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bancaixa aprobará hoy la adquisición de Sindibank por 12.000 millones

Bancaixa aprobará hoy en su consejo de administración la compra del Sindibank, con sede en Barcelona, por 12.000 millones de pesetas. La caja de ahorros valenciana incorporará así unas decenas de oficinas en Barcelona y Madrid. Esta operación se produce pocos meses después de que Bancaixa perdiera, en favor de la Caja de Ahorros del Mediterránea, la compra del Banco Sampaolo.Bancaixa intenta frenar con esta compra la presencia de su competidora catalana La Caixa, según explicaron ayer fuentes de la caja valenciana, que se hará con 48 oficinas, de las que 26 están en Barcelona. El precio de la operación se ha establecido en cerca de 12.000 millones, el equivalente a su valor contable.

El Grupo Bancaixa, que preside Julio de Miguel, incrementará con esta adquisición su volumen de negocio 200.000 millones de pesetas. Su activo consolidado, según el balance de 1997, asciende a 2,2 billones. Cuenta con 673 oficinas y 4.000 empleados.

Sindibank, con sede en Barcelona, es propiedad del banco italiano Monte Dei Paschi Di Siena. La entidad nació en 1910 y ha sido un banco emblemático en Barcelona, ya que durante muchos años fue la entidad encargado de recaudar los impuestos del ayuntamiento.

El banco ha tenido varias etapas. Fue propiedad de un sindicato de bancos hasta que en 1987 fue adquirido por la familia Fierro, que acababa de dejar el Banco Ibérico. Los Fierro cedieron el control en 1995 a Monte Dei Paschi con números rojos en la cuenta de resultados. En estos años los italianos han reflotado el banco, que ha vuelto a los beneficios.Los recursos de clientes ascienden a unos 200.000 millones de pesetas y el capital y las reservas a 12.000. La plantilla se acerca a 400 personas y al cierre del primer semestre del año ha obtenido unos beneficios de 400 millones. Sindibank cuenta con dos oficinas en la Comunidad Valenciana, una en Castellón y otra en Valencia.

Bancaixa ha estudiado en los últimos tiempos la compra de varias entidades. Hace unos meses estuvo a punto de adquirir el Banco Sanpaolo, pero se adelantó la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que con sede en Alicante es su competencia más directa. Después se interesó por el Crédit Lyonnais y Banca Jover, que acaban de ser adquiridos por Caja Madrid y Caja Duero.

Su plan de expansión ha llevado a la entidad valenciana en los dos últimos años a extender su red operativa en el área mediterránea, principalmente en Baleares y Cataluña.

Los responsables de Sindibank en España declararon ayer que no tenían conocimiento de la operación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 1998