Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

DE JARDÍN A PASEO DE PEREGRINACIÓN

El controvertido jardín en memoria de Diana de Gales en el lujoso barrio londinense de Kensington ha sido revisado a la baja para tener en cuenta la opinión de los vecinos, y, según ha anunciado el comité encargado del proyecto, será substituido por un "magnífico paseo de peregrinación". El proyecto de crear en Kensington, frente a la antigua residencia de la princesa, un jardín en su memoria había suscitado una fuerte oposición de los vecinos de ese barrio residencial, apoyados por sus diputados conservadores, preocupados por la posible invasión de hordas de turistas. Según el proyecto inicial se construiría un jardín ante el palacio de Kensington de 2,7 hectáreas con un coste de diez millones de libras (2.370 millones de pesetas), del que partiría una avenida peatonal, que seguiría el trayecto que siguió el cortejo fúnebre de la princesa. Gordon Brown, ministro británico de Finanzas, que preside el Comité en memoria de Diana, ha anunciado que la superficie del jardín será mucho más limitada y que la avenida peatonal unirá simplemente los cuatro grandes parques londinenses: Hyde Park, Green Park, Saint James´s Park y los jardines de Kensington. Los vecinos temían que la procesión se iniciase y terminase en los jardines de Kensington, pero el nuevo plan permite que los peregrinos se dirijan a cualquier otra parte. Brown no ha adelantado cifras de gastos del nuevo proyecto, que tendrá que ser aprobado, pero un portavoz de Finanzas ha declarado que será "mucho menos costoso que el proyecto inicial".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 1998