Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el líder vecinal de Lleida por la politización del movimiento

El movimiento vecinal de Lleida ha quedado herido de muerte tras la dimisión irrevocable del presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Lleida (FAVLL), Emili Subías, a causa del elevado grado de politización existente en las diferentes comisiones de trabajo de la entidad. Subías, que llevaba 13 años en el cargo, atribuye la crisis de la FAVLL, que agrupa a 40 colectivos vecinales, a la presión ejercida por los grupos políticos, principalmente el PSC y CiU, por la proximidad de las municipales. Los intentos por controlar la entidad denunciados por Subías crearon un ambiente insostenible dentro de la federación, sobre todo a partir del pasado abril, cuando fue reelegido por abrumadora mayoría para un nuevo mandato. Dos meses más tarde, diversas personas afines a CiU resultaron elegidas para las presidencias de las comisiones de trabajo de la federación. El disgusto de Subías y de los representantes socialistas, que habían controlado hasta entonces el movimiento vecinal, acabó de romper el consenso de la entidad y de constatar la peor crisis de su historia. Ahora algunos socios piden una revisión de los estatutos que evite la politización mientras otros amenazan con crear un nuevo movimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998