Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Hay que recuperar un cine que hable de lo que le pasa a la gente"

Si Alicia Sánchez no hubiera interpretado más película que Furtivos, de José Luis Borau, tendría sin embargo un sitio asegurado en los anales del cine español. Pero ocurre que, además de Furtivos, en estos 25 años ha rodado títulos como El bosque animado o Justino, un asesino de la tercera edad, ha hecho y hace teatro (acaba de estrenar un espectáculo sobre un libro de poemas de Antonio Martínez Sarrión) y enseña interpretación en la Universidad de San Antonio de los Baños (Cuba). Recientemente ha estrenado Barrio, de Fernando León, esa crónica de la desolación urbana donde interpreta a Carmen, madre de uno de los tres chavales protagonistas y espejo de tantas mujeres como las que pueblan el extrarradio madrileño.Pregunta. Al comienzo de su carrera protagonizó una película de las que dejan huella. Todo parece indicar que Barrio seguirá el mismo camino.

Respuesta. Aunque mi papel en esa película es secundario o pequeño, para mí ha sido muy importante. De hecho, le dije a Fernando que era un privilegio estar en una película como ésa. Me parece muy buena, valiente e interesante.

P. ¿Qué es lo que más le atrajo del proyecto?

R. Lo más importante es que recupera un cine que es necesario y que habla de lo que le pasa a la gente, que es reflejo de la sociedad. Como decía un crítico, frente al cine aparentemente de primer mundo que tanto hemos tenido en España, estas películas son siempre importantes para nuestra cinematografía.

P. ¿Cómo preparó su personaje?

R. Bueno, en Madrid hay mucha gente que vive como los personajes de Barrio. Yo conozco a muchas Cármenes (¿y quién no las conoce hoy en día?) y el trabajo de una actriz se basa no sólo en lo que tenemos dentro, sino en la observación de la realidad.

P. ¿Se paseó por determinados barrios madrileños?

R. Yo he vivido una gran parte de mi vida en barrios populares. He pasado años en Carabanchel, en Aluche, en Embajadores cuando era pequeña... Quiero decir que no era una cosa lejana para mí. Uno siempre tiene el recuerdo de lo que ha visto, a parte de que Carmen está en todas partes.

P. ¿Por qué se toca tan poco este tema en el cine, que tanto nos muestra cómo vive la gente adinerada?

R. Creo que es un deseo de divertir, como si eso sólo quisiera decir me lo paso bien y no pienso en nada. A mí me parece que una película como ésta divierte pero en otro sentido; es decir, te lleva a otra parte, te hace profundizar un poco en los seres humanos.

P. En la película se deja caer el tema del maltrato.

R. Sí, se intuye. No explícitamente, pero sí. Y dejando también una salida al padre y marido, una víctima del paro, de la desilusión, de la falta de interés por la vida, por mejorar... Es gente atrapada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de noviembre de 1998

Más información

  • ALICIA SÁNCHEZACTRIZ