Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar convoca a Arzalluz para defender el proceso de paz

Otegi descarta la entrada de EH en el Gobierno

El presidente del Gobierno, José María Aznar, ha decidido retomar las relaciones con el máximo responsable del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Xabier Arzalluz, para preservar el proceso de paz y que éste no se vea afectado por el deterioro de las relaciones entre el Partido Popular y los nacionalistas vascos que se ha producido tras las elecciones del pasado domingo. Aznar habló ayer telefónicamente con Arzalluz y le invitó a mantener en breve un encuentro personal para tratar en profundidad sobre el proceso de paz.

Las elecciones autonómicas vascas del 25 de octubre han enfriado notablemente las relaciones entre el PP y el PNV, todavía socios en el Parlamento nacional. Este deterioro se ha visto reflejado en el voto negativo de los nacionalistas vascos a los Presupuestos del Estado y en la actitud contraria del PP a un acuerdo para constituir el nuevo Gobierno de Vitoria. En La Moncloa preocupa que este clima pueda trasladarse al delicado proceso de paz que se abre en el País Vasco tras la tregua de ETA, para el que el Ejecutivo considera imprescindible el apoyo del PNV. El eje del proceso, en una primera fase, será el diálogo con ETA. Aznar cree necesario el concurso de los principales partidos democráticos. Mientras, el candidato a lehendakari, Juan José Ibarretxe, se entrevistó ayer con el dirigente de Euskal Herritarrok, Arnaldo Otegi, dentro de la ronda de consultas para la formación del nuevo Gobierno. Otegi reafirmó que su formación no está dispuesta a entrar en el Ejecutivo, aunque sí a colaborar con el PNV en las diputaciones y ayuntamientos vascos. Dirigentes del Partido Socialista de Euskadi, por otra parte, han cuestionado el planteamiento de dirigentes del PSOE de propiciar un Gobierno de concentración en Euskadi en el que deberían estar representados PNV, PP, Eusko Alkartasuna y los socialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1998