Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz aborda en "El criterio de las moscas" el tema de la identidad

La pérdida de memoria de un especialista en Filosofía que ha sufrido un accidente automovilístico y su extraña afición por las moscas es el pretexto que ha utilizado el sevillano Luis Manuel Ruiz para indagar en un tema que le obsesiona: el de la identidad. "Nadie sabe realmente quién es", afirma el autor de El criterio de las moscas, ganadora del I Premio de Novela Corta de la Universidad de Sevilla. La obra, editada por Alfaguara, fue presentada ayer por Arturo Pérez Reverte y Juan Cruz.

El criterio de las moscas es una novela de intriga cuya acción se desarrolla entre Sevilla y París. Su protagonista, Matías Belaval, catedrático y especialista en Filosofía del Renacimiento, sufre un accidente de tráfico que le produce amnesia. Incapaz de reconocer a su mujer y asediado por hombres que le amenazan, se dedica a reconstruir su pasado, ayudado por una antigua alumna, una secta ocultista y los consejos de las moscas, cuyo idioma ha aprendido a descifrar. A partir de esta historia, Luis Manuel Ruiz, un profesor de Filosofía de 25 años, ha construido una novela de intriga con un "trasfondo filosófico y metafísico". El autor ha utilizado a las moscas como metáfora de una visión del mundo ajena a lo humano, alternativa. "Estamos muy seguros de la identidad, pero las cosas se pueden ver de otra forma si alteramos el punto de vista. Me planteé lo que ocurriría si observáramos todo desde la óptica de las moscas", explicó. Esa búsqueda de la propia identidad es la que conduce la historia. "Porque nadie sabe en el fondo quién es realmente". Ruiz, que tiene en Borges su fuente de inspiración literaria, ha tratado de compatibilizar lo ameno con lo profundo. "No creo que ambas cosas estén reñidas, hay un exceso de profundidad en la literatura que no conduce a nada. He tratado sobre todo de distraer al lector". Arturo Pérez Reverte, miembro del jurado que otorgó el premio, señaló que El criterio de las moscas es una novela de Sevilla exportable a cualquier ciudad. Al autor de La piel del tambor le gustó la novela porque en ella no se percibe la juventud del autor. "Es una novela de verdad, que no responde a modas ni a impulsos juveniles. El buen narrador joven es aquel que cuando escribe no se le nota que lo es", comentó Pérez-Reverte, para quien el término novela joven es un "camelo, un producto comercial". El escritor considera que Ruiz ha conseguido "meter el contrabando ideológico en forma de novela policíaca". "El ganador tiene herramientas para contar historias. Se le nota que ha leído", añadió. Juan Cruz, director de Alfaguara, subrayó la excepcionalidad que supone para un autor novel publicar en una colección de bolsillo. "Es un libro de una madurez insólita", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 1998

Más información

  • Alfaguara edita el I Premio de Novela Corta de la Hispalense