Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo notifica a Prisiones la acumulación de penas de Amedo

El Tribunal Supremo ha comunicado a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias el auto por el que ha decidido acumular las condenas por el caso Marey y el llamado caso Amedo de los ex policías José Amedo y Michel Domínguez, lo que podría suponer la puesta en libertad de ambos al acceder al tercer grado penitenciario, informaron fuentes del alto tribunal. Hoy se reunirá la Junta de Tratamiento del centro donde están ambos ex policías, aunque no tiene previsto estudiar su reclasificación.

El Tribunal Supremo, a través de un auto notificado el martes, accedió a la petición de los dos ex policías para que se les computaran conjuntamente las condenas por los casos Amedo y Marey, de 108 años para ambos en el primero, y de nueve años y medio para Amedo y dos años y cuatro meses para Domínguez en el segundo. Fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias explicaron que Amedo y Domínguez ingresaron en el centro de internamiento Victoria Kent el pasado 25 de septiembre en régimen de segundo grado tras la nueva condena recaída para ambos en el caso Marey.

Ahora, la Junta de Tratamiento Penitenciario del centro, tras haber realizado las pruebas pertinentes, debe proponer su reclasificación al tercer grado para que puedan salir de la cárcel.

El trámite habitual en estos casos es que la Junta de la prisión, que se reúne los jueves, tome una decisión acerca de la reclasificación y la comunique a Instituciones Penitenciarias, que adoptará la resolución definitiva en un plazo que puede ir desde el mismo día hasta dos meses.

En relación con este caso, el ministro de Administraciones Publicas, Mariano Rajoy, preguntado por la posible puesta en libertad de los ex policías José Amedo y Michel Domínguez, expresó su respeto a la decisión del Tribunal Supremo y a la aplicación de la ley.

El secretario de Estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, resaltó que hay que "cumplir el Estado de Derecho". En este asunto diferenció su opinión como ciudadano "que puede ser en cierta forma de perplejidad", de su postura como responsable de la Seguridad que debe "seguir las leyes y facilitar la libertad de los españoles". Por su parte, el presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, declaró ayer, en Mérida que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, al que llamó el "justiciero universal", siempre que tiene un problema lo arregla con otro, de ahí que "el escándalo nacional" que, a su juicio, tenía que representar la salida de la cárcel esta semana de Amedo y Domínguez, pasará "inadvertido". Mientras tanto -añadió- dos que se han declarado inocentes, en referencia a Barrionuevo y Vera, "siguen en la cárcel".

El ex ministro del Interior Juan Alberto Belloch aseguró que los socialistas acatarán lo que diga el Supremo, aunque matizó que se puede producir "un cierto sentimiento de injusticia". "Es difícil explicar a la ciudadanía que los que reconocen haber cometido unos crímenes estén en la calle y los que manifiestan su inocencia estén en prisión", dijo Belloch en alusión a Barrionuevo y Vera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de octubre de 1998

Más información

  • Instituciones Penitenciarias resolverá sobre la libertad antes de dos meses