Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP facilita el uso de teléfonos móviles en coches por la ciudad

El pleno municipal, presidido por el alcalde José María Alvárez del Manzano, del PP, aprobará en noviembre una ordenanza de telecomunicaciones que permitirá instalar repetidores telefónicos en los túneles de la ciudad. De esta manera se pretende acabar con los cortes e interferencias de los teléfonos móviles, según informó ayer El Mundo. La nueva Ordenanza de Circulación, en vigor desde el 1 de octubre, prohíbe expresamente a los conductores hablar por teléfono mientras circulan.

Alvárez del Manzano negó ayer, al ser consultado por este periódico, expresamente, sobre la supuesta contradicción, que el Ayuntamiento "fomente" con esta medida que se hable por teléfono mientras se conduce. En cambio, aseguró: "Nosotros no recomendamos que los conductores los utilicen, pero en los vehículos van, muchas veces, varias personas". El regidor explicó que con esta ordenanza "se pretende prestar mejor servicio a los ciudadanos, que ven interrumpidas sus comunicaciones al pasar en su coche por un túnel".

Para hacerlo, el Ayuntamiento de Madrid cobrará un cánon "que aún no está cifrado" a los operadores de telefonía móvil (Telefónica y Airtel). El beneficio económico para el Gobierno municipal no está aún claro y dependerá "de un planteamiento razonable", agregó el alcalde, que ayer se mostró entusiasmado con el proyecto pero que confesó desconocer todos los detalles del texto.

La nueva ordenanza, además de prohibir la instalación de antenas parabólicas en las fachadas de las casas por razones estéticas, prevé la colocación de repetidores en los chirimbolos -mobiliario urbano-, en farolas y en pasos subterráneos del Metro.

Ahora mismo, en Madrid, las antenas de telefonía móvil están ubicadas en los tejados de edificios, por lo que las distintas comunidades de vecinos reciben a cambio una cantidad de dinero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998