Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall tacha de " incoherente" a Pujol por asistir a la recepción de la Hispanidad

El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall, acusó ayer a Jordi Pujol de mantener actitudes contradictorias y de desorientar a los ciudadanos acudiendo a la recepción ofrecida por el Rey con motivo de la fiesta de la Hispanidad, días después de votar en el Parlament a favor de la autodeterminación de Cataluña y de afirmar que España no es una nación. El ex alcalde de Barcelona criticó determinadas actitudes de Pujol y puso como ejemplo de su política "desorientadora e incoherente" su presencia en el Palacio Real después de no hacerlo en los últimos 12 años. "Deberíamos preguntarnos", señaló, "si también irá los próximos 12 años". "No creo que sea muy importante el hecho de que una persona vaya o no a un acto. Pujol sale mucho en los diarios y hoy dice una cosa y al día siguiente se contradice. Su política no es coherente y siempre ha sido así. La idea que todos compartimos es la de Cataluña y a partir de aquí hemos de ir cambiando". El líder socialista añadió que no cree que el Gobierno de CiU lo haga todo mal, aunque considera necesario un cambio de gobernantes en la sociedad catalana. "La gente quiere caras y sistemas nuevos, ya que con el actual Gobierno hay muchos clientelismos y gobernantes aburridos"; la gente quiere "gobernantes alegres y con marcha", afirmó. Maragall defendió la creación de una gran alianza entre diferentes sectores sociales progresistas de Cataluña, que bajo las siglas del PSC pueda abanderar un hipotético proceso de cambio político en el Gobierno de la Generalitat. El candidato socialista se mostró partidario de renovar la lista del PSC en las próximas elecciones autonómicas. Maragall, que visitó diversas cooperativas agrarias de Les Garrigues y del Segrià, dijo que CiU no tiene una política agraria con visión de futuro, tras haber constatado en los últimos meses, durante sus visitas por diversas comarcas, un cierto desengaño por parte de los payeses catalanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998