Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex fiscal del Estado Úrculo declara que intentó parar a Gordillo en el "caso Sogecable"

El ex fiscal general del Estado Juan Ortiz Úrculo declaró ayer que el 9 de mayo de 1997 había convocado al fiscal Ignacio Gordillo para reprenderle por no seguir sus instrucciones en el caso Sogecable, pero no llegó a recibirle porque esa mañana se enteró de que el Consejo de Ministros había acordado su cese. Ortiz Úrculo tenía ya preparadas las instrucciones, que entregó a Gordillo el 14 de mayo, tras consultar con su sucesor, Jesús Cardenal, en las que le prohibía pedir medidas cautelares. El ex fiscal general compareció ayer como testigo en el caso Liaño que se sigue en el Supremo contra el juez Javier Gómez de Liaño por delitos de prevaricación en la instrucción del caso Sogecable.

El entonces fiscal general del Estado relató al juez del Supremo Joaquín Martín Canivell los pormenores de las instrucciones que impartió a sus subordinados en relación con el sumario del caso Sogecable.El 6 de marzo de 1997 se enteró por la prensa de que se había admitido una querella contra los gestores de dicha empresa y se habían adoptado una serie de medidas cautelares, como la prohibición de salir de España sin autorización de cuatro de los querellados, Jesús de Polanco, Juan Luis Cebrián, José María Aranaz y José Antonio Rodríguez Gil.

Al día siguiente, Úrculo habló con Eduardo Fungairiño, fiscal jefe de la Audiencia Nacional, y le pidió la documentación del caso, además de ordenar a Gordillo que no realizara "ninguna actuación procesal, que no sea de mero trámite, sin previa consulta a esta Fiscalía General".

Las instrucciones se basaban en un informe que Úrculo había encargado a la Secretaría General Técnica de la Fiscalía del Estado, en el que se concluía que los gestores de Sogecable no habían cometido delito alguno. El ex fiscal general aclaró que exhibió el informe a Gordillo y le informó de su contenido en una reunión que ambos mantuvieron con los tres fiscales de la Secretaría General Técnica autores del informe.

El 8 de mayo, tras conocer por la prensa que Gordillo había pedido la imposición de una fianza de cinco millones de pesetas para Rodríguez Gil, el fiscal general le convocó para pedirle explicaciones, parar su actuación y reiterarle las orden de no reclamar medidas cautelares, oponerse a las que se solicitasen y consultar cualquier otra medida. Sin embargo, Úrculo tuvo que suspender su entrevista con Gordillo al enterarse de que el Consejo de Ministros había acordado ese día su cese.

Úrculo testificó ayer que explicó la situación al que iba a ser su sucesor, Jesús Cardenal, y que éste estuvo de acuerdo en entregar a Gordillo las nuevas órdenes, de fecha 14 de mayo. Según dichas instrucciones, como de lo actuado no se desprendían presupuestos legales para pedir medidas cautelares, el fiscal debía oponerse a las que solicitasen las otras partes. Preguntado si Gordillo le había desobedecido cuando solicitó la imposición de una fianza de 200 millones para Polanco, el ex fiscal general respondió que él ya había dejado su cargo y que no sabe lo que ocurrió.

Úrculo dejó claro que era contrario a la actuación de Gordillo, pero no llegó a decir que éste le hubiera desobedecido. Sin embargo, entre la declaración del ex fiscal general del Estado y la de Gordillo, que testificó a continuación, se produjeron graves contradicciones, según fuentes jurídicas.

Respecto al informe de la Secretaría Técnica que descartaba la existencia de delito alguno en la gestión de Sogecable, Gordillo afirmó que en la reunión con Úrculo no le hablaron del mismo, que no lo vio y que tanto Fungairiño como él mismo lo reclamaron, pero el ex fiscal general les dijo que no existía.

Sin embargo, Úrculo dijo que, aunque no le dieron copia, se lo enseñaron y le indicaron que el criterio de la Fiscalía se basaba en él. Añadió que no despachó con Fungairiño sobre este caso, salvo el 7 de marzo para pedirle documentación. Gordillo asegura, por el contrario, que Úrculo despachó muchas veces con Fungairiño.

El ex fiscal del Estado afirma que ordenó a Gordillo pedir el levantamiento del secreto del sumario, pero éste dice que lo pidió motu proprio. Gordillo declaró que la conducta de Gómez de Liaño fue correcta y que él actuó de acuerdo con las instrucciones del fiscal general.

El fiscal jefe de la Secretaría Técnica, Eduardo Torres Dulce, declaró el pasado 17 de julio que Gordillo incumplió las órdenes de Ortiz Úrculo.

El abogado de Liaño, Jorge Trías, pidió ayer que se revoque el procesamiento de su cliente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de septiembre de 1998

Más información

  • Afirma que convocó a su ex subordinado para reprenderle, pero ese día fue destituido