Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ENCARCELAMIENTO DE BARRIONUEVO Y VERA

Deporte y lectura para el primer día de cautiverio

Los ex altos cargos de Interior dedicaron sus primeras 24 horas como internos en la cárcel de Guadalajara a hacer deporte y leer la prensa y telegramas de apoyo

Las primeras horas de su cautiverio las dedicaron al deporte. El ex ministro del Interior José Barrionuevo y el ex secretario de Estado para la Seguridad Rafael Vera pasaron su primer día en la prisión de Guadalajara "muy bien adaptados y con buen ánimo", entretenidos en la lectura de "numerosa" prensa, telegramas de amigos y haciendo deporte.Según informaron fuentes penitenciarias, hasta el momento ni Barrionuevo ni Vera han mantenido ningún contacto con el resto de los 117 internos de la cárcel, ya que se encuentran en un módulo aislado e independiente, conocido como departamento exterior. Ambos recibieron ayer por la mañana la visita de sus abogados. Habían pasado una noche "tranquila" en el módulo especial donde ocupan celdas contiguas, comunicadas por una ventana y con salida a una sala de estar, donde comen, y a un patio interior con una higuera en el que desde primera hora de la mañana han paseado y hecho deporte.

Según reflejan las imágenes de televisión, Rafael Vera salió al patio de la prisión en torno a las diez y media de la mañana y cinco minutos después un funcionario del centro penitenciario le entregó varios telegramas. Diez minutos después, José Barrionuevo se unió a su compañero de módulo y pasearon durante un tiempo. Vestidos con ropa deportiva -pantalón largo y camiseta gris el ex secretario de Estado y calzón corto y camiseta blanca el ex ministro-; los dos internos corrieron un buen rato por el patio.

La empleada de correos que entrega la correspondencia de la cárcel manifestó a los medios de comunicación que se habían recibido unos 15 telegramas para Barrionuevo y Vera. El ingreso en prisión de los dos ex altos cargos de Interior no sólo ha repercutido en el centro penitenciario. También entre los vecinos. Algunos dicen haber recibido ofertas de cadenas de televisión de hasta 150.000 pesetas para que permitan tomar desde sus domicilios imágenes de Barrionuevo y Vera en el interior de la cárcel. Otros también intentaron ayer aprovechar la coyuntura y exigían a los fotógrafos un alquiler nada módico por utilizar sus balcones y áticos.

José Barrionuevo y Rafael Vera se levantaron -como el resto de los reclusos- sobre las ocho de la mañana, desayunaron café con leche y bollería y, tras arreglar sus celdas, que cuentan con ducha exterior, servicio, armario y una cama, salieron al patio para hacer algo de deporte y conversar.

Durante sus primeras horas en prisión recibieron las visitas del médico, el psicólogo, el educador y el asistente social, así como la del propio director de la prisión, Valeriano Gutiérrez, quien les dio a conocer las normas y reglamento del centro, el régimen de visitas y ha atendido sus dudas. Tanto uno como otro tienen derecho a dos visitas por semana en el locutorio, con un tiempo de duración de 20 minutos. Las visitas íntimas o vis a vis se podrán producir, si lo desean, una vez al mes, y las familiares tendrán una duración máxima de seis horas. El director de la prisión saludó a los recién llegados el jueves, justo en el momento del ingreso.

Ayer para almorzar tomaron lentejas estofadas, salchichas y pastel, y para la cena pudieron saborear una sopa de atún, pollo y una pera; las mismas comidas que el resto de los internos de la prisión. Su menú sólo se modificaría en el caso de que tuvieran que realizar algún tipo de régimen especial, algo que aún no ha sido comunicado.

En cuanto al ambiente que se respira en el centro desde su llegada el jueves por la tarde, las mismas fuentes admiten que "desde las primeras horas es el tema monográfico", pese a que el contacto con el resto de los internos no se ha producido. A primera hora del día pidieron toda la prensa posible, que les fue facilitada.

Durante la jornada de ayer no llegaron a utilizar el servicio de economato, pero se les suministraron algunos artículos de limpieza e higiene personal. Instituciones Penitenciarias asegura que no se ha producido ningún cambio en el régimen de la prisión ni se ha aumentado el personal de vigilancia porque "en principio no hay miedo a posibles atentados".

Al formar parte de su equipo de letrados, Felipe González podrá personarse cuando quiera en el centro, ya que el reglamento penitenciario permite a los abogados de los internos entrevistarse con ellos siempre que lo crean preciso y cuando no coincida con el horario de comidas de los reclusos o con actos programados. Ayer, además de la visita de sus letrados, Barrionuevo recibió la de su hija Marta, que es abogada.

Por otro lado, los hijos de Barrionuevo y Vera, con el apoyo de las Juventudes Socialistas, han convocado para hoy una concentración a las puertas de la prisión como muestra de apoyo y solidaridad con estos ex altos cargos, que se repetirá cada sábado.

Según un comunicado del PSOE de Guadalajara, Marta, Nacho y Pablo Barrionuevo, así como Macarena y Rafael Vera han escrito una carta -dirigida a José Luis Ros, secretario del PSOE local- en la que indican que la concentración prevista para hoy a mediodía será la primera de las que habrán de celebrarse cada sábado a las puertas de la prisión. La manifestación, según fuentes socialistas, se enmarca dentro de las movilizaciones y muestras de apoyo a "José y Rafael", como compañeros y trabajadores "en defensa de la democracia", que "sufren desde hace años descalificaciones e infamias y, desde ayer [por el jueves] la prisión".

Al acto, además de familiares de Barrionuevo y Vera, está prevista la asistencia del secretario general de las Juventudes Socialistas, José Manuel Caballero, así como de otros miembros de la Ejecutiva Federal y de la provincial, además de amigos y compañeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de septiembre de 1998