Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SE AGUDIZA LA CRISIS DE LA SELECCIÓN

Berti Vogts dimite como seleccionador alemán

El seleccionador alemán Berti Vogts presentó ayer su dimisión después de ocho años en el cargo. La Federación Alemana no ha dado a conocer el nombre de su sucesor. El prestigio de Vogts había quedado en entredicho tras la eliminación frente a Croacia en los cuartos de final de la Copa del Mundo. El clima de hostilidad contra el seleccionador se había disparado en las últimas semanas, después de dos decepcionantes partidos de Alemania frente a Rumania (1-1) y Malta (2-1). "¿Hasta cuándo, Berti?", tituló el diario Bild Zeitung. Las encuestas también eran absolutamente contrarias aVogts. En un sondeo efectuado por la cadena de televisión RTL, el 72% de las 27.000 personas encuestadas manifestó su rechazo al técnico.Egidius Braun, presidente de la Federación Alemana, decidió mantener a Vogts en el puesto, a pesar de la oleada de críticas que recibió la selección por el mal juego que desplegó el equipo en el Mundial de Francia y por su temprana eliminación. La derrota por 3-0 frente a Croacia se tomó como una humillación en los círculos futbolísticos alemanes. Braun desatendió a los críticos y declaró que mantendría a Vogts en el cargo hasta la Europa del 2000. Sin embargo, la presión ha sido insostenible para la federación.

El técnico, de 51 años, fue nombrado seleccionador en 1990, como sucesor de Franz Beckenbauer, que había conducido a Alemania en el Mundial de Italia. Vogts, que hasta entonces se había ocupado de las categorías inferiores del equipo nacional, alcanzó su momento de gloria en 1996 con el triunfo en la Eurocopa de Inglaterra. Pero su incapacidad para concretar una renovación generacional en el equipo ha sido decisiva en su caída. Alemania acudió al Mundial de Francia con la plantilla más veterana de los equipos participantes. La media de edad del equipo superaba los 30 años, con varios jugadores en un claro declive físico. La inclusión de Lothar Matthaus, con 37 años, redundó sobre el envejecimiento de la selección.

Tras la Copa del Mundo, y forzado por las recomendaciones de la federación, Vogts intentó un cambio de fachada en el equipo. Sin embargo, algunas de sus decisiones provocaron la polémica. La convocatoria de Steffan Effenberg, otro veterano, para el partido frente a Rumania fue muy criticada en muchos medios periodísticos. Effenberg fue expulsado del equipo alemán en el Mundial de Estados Unidos por hacer un gesto obsceno a los espectadores en uno de los partidos del torneo. Su regreso tampocó ha aportado una mejoría al juego de Alemania. Effenberg fracasó frente Rumania y, por extensión, las críticas llovieron sobre Vogts.

Con la dimisión de Berti Vogts, la Federación Alemana ha contado con seis entrenadores desde 1926: Otto Nerz (1926-1936), Sepp Herberger (1936-1964), Helmut Schoen (1964-1978), Jupp Derwall (1978-1984), Franz Beckenbauer (1984-1990) y Vogts (1990-1998).

Bonev se va

El seleccionador búlgaro, Hristo Bonev también presentó ayer su dimisión, después de la derrota (0-3) que sufrió su equipo frente a Polonia en el primera partido de clasificación para la Eurocopa 2000.Con las dimisiones de Vogts y Bonev son 20 los seleccionadores que no siguen en su cargo tras participar en el Mundial de Francia. Los doce entrenadores que continúan en su puestos son Glenn Hoddle (Inglaterra), Herbert Prohaska (Austria). Georges Leekens (Bélgica), Nelson Acosta (Chile), Miroslav Blazevic (Croacia), Bo Johansson (Suecia), Craig Brown (Escocia), René Simoes (Jamaica), Henri Michel (Marruecos), Manuel Lapuente (México) y Javier Clemente (España).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de septiembre de 1998