Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte dice que su misil era sólo un satélite

El régimen estalinista de Corea del Norte logró ayer sorprender a todo el mundo con el anuncio del lanzamiento con éxito, el lunes, de un satélite de uso civil. En la nota oficial no se hace mención alguna a la prueba del misil balístico que ese mismo día sobrevoló el territorio de Japón cayendo en el océano Índico. Pyonhyang trata de este modo de desmontar la versión de Corea del Sur, EEUU y Japón, que aseguraron que ponía en serio peligro la seguridad regional."Nuestros científicos y técnicos han logrado colocar en órbita con éxito nuestro primer satélite artificial a bordo de un cohete de varias fases", asegura el texto difundido por la agencia oficial norcoreana. "Este satélite está equipado con avanzados instrumentos que permitirán mejorar la investigación científica dentro de un uso pacífico del espacio". El satélite entró en órbita terrestre a las 12.11 del lunes, hora de Corea del Norte (las 3.11 GMT), 4 minutos y 11 segundos después de su lanzamiento desde tierra, informa la Agencia Central de Noticias Coreana.

Esta profusión de detalles técnicos está destinada a sostener la versión oficial de que ese misil no era balístico, ni una prueba militar que pudiera poner en peligro la seguridad de la zona, tal y como dijo el Gobierno japonés. "El satélite", prosigue el despacho hecho público por la agencia norcoreana, "ha empezado a transmitir mensajes, incluida La canción del general mariscal Kim Jong-il", el líder del país, que hoy asumirá formalmente la jefatura del Estado. En un comunicado separado, el Ministerio de Exteriores de Corea del Norte sí hizo mención al asunto del misil, negando de forma categórica la versión de Tokio. "Los hechos son simples que se trata de un gran suceso tecnológico y científico", asegura. El ministerio se queja de que Japón haya vinculado esa prueba con los programas de asistencia humanitaria, que quedaron suspendidos, al igual que las ayudas económicas para la construcción de una moderna central nuclear.

El Gobierno japonés asegura que Corea del Norte ha desarrollado un misil balístico de tres fases con un alcance de 2.000 kilómetros, que convierte en vulnerables a todas las ciudades del archipiélago. Ese misil, que podría transportar cabezas nucleares o bacteriológicas, representaría un cambio radical en el equilibrio militar en la zona. Corea del Norte sufre desde hace tres años una grave sequía. Desde Seúl se piensa que esa situación interna podría empujar a los militares norcoreanos a una salida bélica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de septiembre de 1998