El PSOE dice que la revocación deja en "pañales al Gobierno"

La decisión del Juzgado Penitenciario de Vigilancia de denegar la concesión del tercer grado a Mario Conde es "bastante razonable" y "deja en pañales al Gobierno", declaró ayer José Luis Rodríguez Zapatero, portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Administraciones Públicas. Rodríguez Zapatero recordó que la concesión había generado "un cúmulo amplio de críticas" y sospechas de "trato de favor" al ex banquero. En el mismo sentido, Diego López Garrido, secretario general de Nueva Izquierda, ha dicho que la decisión del Poder Judicial ha hecho fracasar la intención del Gobierno de favorecer a Conde, que ha demostrado la independencia de la justicia y abogó por un cambio de legislación para que sea el juez de vigilancia penitenciaria quien tome la decisión sin interferencias del Ejecutivo.

Más información
El juez de vigilancia anula el tercer grado para Conde por su implicación en el "caso Banesto"

Pablo Castellano, portavoz de justicia de IU, declaró que su partido siempre ha defendido y defenderá que sean los jueces de vigilancia penitenciaria los que decidan sobre la concesión o no de beneficios penitenciarios a los reclusos. El portavoz de justicia del Grupo Parlamentario Popular, Andrés Ollero, cree que el juez que decidió anular el tercer grado penitenciario para Conde ha tenido en cuenta los procesos que el ex banquero tiene aún pendientes con la justicia. A su juicio, todo el proceso "ha transcurrido con normalidad" y reafirmó el máximo respeto del PP a cualquier decisión judicial.

Accionistas de Banesto

La Reagrupación de Accionistas de Banesto mostró su satisfacción por la decisión judicial. "Decisiones como ésta", dijo su presidenta, María Victoria de la Muela, "hacen que los ciudadanos vuelvan a confiar en la justicia", e insistió en "que este caso debió estar siempre en manos de los jueces y no de otras instituciones". Para esta asociación, la decisión adoptada por el juez de vigilancia penitenciaria de Madrid "deja claro que el recurso del fiscal contra el tercer grado concedido a Conde se ajusta al derecho frente a la concesión de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias".

El sindicato UGT consideró "oportuna" y "correcta" la decisión del juez. Para el sindicato, la concesión del tercer grado penitenciario "parecía una barbaridad", puesto que Mario Conde está todavía pendiente de otros juicios de la misma naturaleza del que ya ha sido juzgado y no cree que "aislar este proceso de otros casos parecidos" sea "prudente".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS