Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bielsa deja al Espanyol para ser seleccionador de Argentina

El proyecto argentino del Espanyol pasó ayer a mejor vida. El técnico Marcelo Bielsa ha decidido aceptar la oferta para dirigir la selección argentina apenas un día después de participar en la presentación del equipo blanquiazul aen Montjuïc. Las conversaciones que mantiene con el club para rescindir su contrato continuarán hoy. El Espanyol piensa en Paco Flores, un técnico de la casa, para relevar a Bielsa.

Tras afirmar el domingo en la presentación del equipo que ardía en deseos de agradar al público con buen fútbol, Bielsa comunicó al presidente del Espanyol, Daniel Sánchez, Llibre que tenía una oferta de la Federación Argentina y que pensaba aceptarla. Club y entrenador se dieron 24 horas de plazo para reflexionar, pero los acontecimientos se precipitaron ayer. El Consejo de Administración del Espanyol se reunió a las 16.00 horas con carácter de urgencia en las oficinas del club para encarar la crisis más inesperada. Dos horas más tarde, el presidente, con un semblante tremendamente serio, acompañado de cinco directivos, se desplazaron al hotel Hesperia, donde reside Bielsa, para reunirse con él.Mientras, los estupefactos jugadores blanquiazules se entrenaban bajo las órdenes del preparador físico argentino Luis Maria Bonini. Bielsa no estaba. No suele acudir a ese tipo de ensayos. Las decisiones ya estaban tomadas y faltaba sólo negociar el adiós. Bielsa firmó en junio pasado un año de contrato -cobraba unos 130 millones de pesetas- con una claúsula que especificaba que quedaba libre si recibía una propuesta para dirigir Argentina. La interpretación del contrato fue corroborada ayer por Bonini. "Yo también lo tenía entendido así. Pero sé que a Marcelo le ilusiona el proyecto de la selección".

No es esa exactamente la postura del club. Fuentes de la entidad admitieron que existía ese apéndice, aunque sólo como una mera cortesía. Algo así como si el club se plantearía dejar marchar al entrenador si llegaba la oferta de la Federación. La historia parecía ayer cargada de dudas y muy confusa.

Fue un día de locos. Tras la reunión en el hotel, Bielsa dijo que preferría callar por una cuestión de jerarquía. "No es un capricho. Quiero sólo una salida civilizada, ética y consensuada", dijo Bielsa. Sánchez Llibre tampoco habló y pospuso cualquier comentario a la conclusión del consejo de Administración que prosiguió en Montjuïc. Sobre la 1.00 de la madrugada, afirmó: "Espero que todo se solucione hoy. Bielsa piensa más en Argentina que en el Espanyol. Pero hay un contrato por en medio". La negociación reside en cómo rescindir el contrato ya que el Espanyol desea percibir alguna compensación económica al quedarse sin técnico a menos de dos semanas del inicio de la Liga. No parece la intención del club retener al entrenador. "No sé si es bueno que alguien se quede aquí unos meses -el contrato con la Federación Argentina es a partir de enero- si realmente tiene la cabeza a 12.000 kilómetros de distancia de Barcelona", abaundó Sánchez Llibre.

El proyecto de Bielsa ilusionó en su presentación en Montjuïc ante el Atlético de Madrid. Por eso la decepción, al conocer las noticias del adiós de Bielsa, fue todavía peor. El técnico argentino realizó una remodelación total de la plantilla blanquiazul, que concluyó con la partida de 15 jugadores, 9 de la primera plantilla (Ouédec, Raúl, Torres Mestre, Cobos, Àlex Fernández, Raducioiu, Lemoine, Javi y Milosevic) y 6 del filial (entre ellos Tamudo, Torrecillas, Morales y Nieto). Y acabó de un plumazo con la mayoría de miembros del equipo que el técnico Paco Flores había diseñado para la Intertoto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de agosto de 1998

Más información

  • El técnico blanquiazul negoció ayer las condiciones de su adiós