_
_
_
_
_

El efecto asiático

Fernando Gualdoni

El crecimiento de tráfico aéreo en Asia se ha desacelerado del 10,3% en 1996 al 4,4% en 1997 y los fabricantes prevén que continuará frenándose durante este año. Garuda, la línea aérea de bandera indonesia, ya ha suspendido sus vuelos a Filipinas, Singapur, Tailandia, Malaisia, Los Ángeles y a varios puntos de China. El año pasado, esta aerolínea ganaba 17 pesetas por cada kilómetro volado por pasajero y este año esa cantidad se ha reducido a 7,7 pesetas. Todas las líneas aéreas de la región, que habían experimentado un crecimiento espectacular entre 1990 y 1996, registraron grandes pérdidas en el último año y medio.

También Philippine Airlines ha suspendido la mayoría de sus vuelos transoceánicos cuyo pasaje es mayoritariamente de origen asiático y ha concentrado sus recursos en los vuelos nacionales y regionales. Incluso ha cancelado la compra de varios aparatos y estudia vender parte de su flota. Medidas similares han sido adoptadas por las líneas aéreas de bandera de Indonesia, Singapur, Tailandia y Corea del Sur. Esta última, ya ha vendido 20 aparatos.

Más información
La pugna Airbus-Boeing se recrudece

Sin embargo, Boeing calcula que en un plazo superior a cinco años, el tráfico aéreo en esta región volverá a los niveles de 1996. Airbus también cree que la crisis no tendrá efectos negativos y destaca que el mercado afectado representa sólo el 7% del tráfico mundial.

Según los análisis, las aerolíneas del sureste asiático (donde existen 64 compañías, de las cuales 20 son chinas) serán las que más necesitarán y comprarán los aviones de más de 500 plazas, cuya construcción ya ha decidido emprender Airbus, y Boeing todavía estudia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Fernando Gualdoni
Redactor jefe de Suplementos Especiales, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS como redactor de Economía, jefe de sección de Internacional y redactor jefe de Negocios. Es abogado por la Universidad de Buenos Aires, analista de Inteligencia por la UC3M/URJ y cursó el Máster de EL PAÍS y el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_