Los aparatos móviles frenan la demanda de telefonía fija en las zonas rurales

El consejero de Presidencia, Jesús Pedroche, presentó ayer en Villa del Prado (3.700 habitantes) el balance del convenio firmado en julio de 1996 entre la Comunidad de Madrid y la compañía Telefónica para extender la telefonía básica a todos los pueblos de la región.El acuerdo ha durado dos años, hasta el pasado mes de julio. En virtud del mismo se han invertido 1.800 millones de pesetas, 1.425 de ellos aportados por Telefónica, para financiar la instalación de líneas telefónicas en zonas rurales, como la Sierra Norte, la Vega o la zona del Suroeste, a la que pertenece Villa del Prado.

En total se pretendía instalar 4.500 líneas, de las que sólo se han solicitado 3.766. Pedroche atribuyó esta falta de demanda de teléfonos fijos a la reciente extensión de la telefonía móvil.

Para quienes se acogieron a los descuentos de este convenio, el acceso a una línea telefónica ha sido 180.000 pesetas más barato de media, al desaparecer la llamada tarifa de extrarradio. Cualquier persona que viva en estas comarcas puede solicitar ahora la instalación de un teléfono por 21.000 pesetas, lo mismo que cuesta en el resto de Madrid.

Pedroche estuvo acompañado por su viceconsejera, Carmen Álvarez-Arenas, por Valentín Carrero, representante de Telefónica, y por el alcalde de Villa del Prado, Carlos González Redondo, del PP. Éste agradeció los esfuerzos de la Comunidad y de Telefónica para llevar el teléfono a su localidad, situada a 62 kilómetros de la capital. "Va a ser una ayuda para la comercialización de los productos agrícolas del pueblo, que suponen la mitad de las hortalizas que se comercializan en Mercamadrid", señaló.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción