Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los franceses Bertrand Betsch y Da Capo darán la bienvenida al IV Festival de Música de Benicàssim

No será hasta mañana cuando, a partir de las cuatro de la tarde, se alce el telón y quede inaugurada la cuarta edición del Festival Internacional de Música Independiente de Benicàssim (FIB) por la que, durante tres días consecutivos, desfilarán alrededor de 70 formaciones, entre músicos y disc-jockeys, y acogerá, según las previsiones de sus organizadores, a casi 25.000 espectadores. Sin embargo, desde que el pasado martes, día 4 de agosto, la zona de acampada abrió sus puertas para recibir a los más madrugadores, el goteo de aficionados que aterrizan, desde cualquier punto del país, en la localidad castellonense es cada vez más abundante. Son muchos los que no desean perderse las actividades paralelas programadas por los responsables del FIB para ir abriendo el apetito antes del inicio de las tres maratonianas jornadas musicales; así, el martes comenzó la I Muestra de Teatro, con la representación del espectáculo Esperanto, de Sémola Teeatre, y esta misma tarde lo hará el II Ciclo de Cine y Música en el Teatro Municipal de Benicàssim. Además, esta noche, a partir de las diez y media, se podrán escuchar las primeras voces y acordes en directo durante la fiesta de la apertura del FIB que la publicación gratuita El Planeta de la Nueva Generación celebrará en la sala Botánico. Aunque las restriccciones presupuestarias han obligado a prescindir de la presencia de los galeses Jack y, también a última hora, la francesa François Breut ha saltado del cartel inicial, la representación nacional no ha sufrido alteraciones: Sr. Chinarro presentarán su último álbum, Noséquénosécuántos, y los flamantes finalistas del certamen Villa de Bilbao Tedium harán lo propio con las canciones de su prometedor debú Ful-length portrait. Los franceses Bertrand Betsch y Da Capo serán los responsables de cubrir las bajas. El primero con ese arrebatador y emocionante trenzado de pop y chanson tradicional que le permitió firmar uno de los mejores álbumes del pasado año, La soupe à la grimace. Da Capo con otra ración de melodías seductoras extraídas de su elepé Minor swing.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de agosto de 1998