LA CLAUSURA DE 'EGIN'

La banda terrorista tenía el control total del diario

La banda terrorista ETA tenía el "control absoluto" sobre Orain-Egin y Egin Irratia, utilizando el complejo mediático según sus intereses. "Unas veces", dice el auto de Garzón, "será vehículo de transmisión de informaciones a sus miembros; otras veces exigirá informaciones de personas o empresas para ejecución de sus acciones delictivas violentas; en todo caso, marca la línea editorial del medio, nombrando y cesando en su caso al director con el que mantiene una relación fluida; exige que se cumplan el plan económico de viabilidad y es puntualmente informada de dicha situación conociendo todas las maniobras urdidas para poner el patrimonio de Orain SA fuera del alcance de la Seguridad Social (551 millones aproximadamente); otras ocasiones sirve de recopilador de información para la organización a través del denominado equipo de investigación; y probablemente ETA inyecta directamente dinero, extremo éste sometido a investigación".

Más información

Reunión con "Txelis"

En la resolución judicial se menciona la reunión que mantuvieron en Bidart, entre el 21 y 23 de febrero de 1992, el dirigente de ETA José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, con el consejero delegado de Orain, Ramón Uranga, y los periodistas Javier Salutregui y Teresa Toda. La reunión tenía como objetivo informar a la dirección de ETA sobre detalles de la gestión de Egin para su aprobación y la consulta sobre los nombramientos de Salutregui como director y de Toda como subdirectora. Txelis además establece las pautas a seguir según las órdenes de ETA.Orain consultó con la dirección de ETA la posibilidad de solicitar financiación para el periódico a través de las casas vascas en Estados Unidos (Reno y Los Ángeles) y México, además de llevar adelante el alzamiento de bienes para eludir el pago de 551 millones a la Seguridad Social, según documentos intervenidos al etarra José María Dorronsoro. el texto concluía: "Vosotros sabréis si se puede hacer o quiénes son "intocables".

La dirección de ETA contestó en marzo de 1993 que para pedir dinero, en principio, todos los sitios son buenos, aunque precisaba que lo de México no lo veían claro. No obstante añadían que había que pedir para el periódico, para "los presos y para cualquier otra cosa".

A raíz de la desarticulación del aparato de finanzas de ETA y la detención de Antonio Elorza, Willy, aparece la transferencia de tres millones de pesetas de ETA a Orain, "previo concierto con el director del medio y a instancias de ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de julio de 1998.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50