Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Garzón empezará a tomar declaración hoy a los 11 detenidos

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón empezará a tomar declaración hoy a los 11 detenidos por su relación con el consejo de administración de Orain, la empresa editora del diario Egin, cuyo cierre cautelar fue decretado el pasado miércoles por supuesta conexión con ETA. Ante Garzón comparecerán, entre otros, el miembro de la Mesa Nacional de HB Pablo Gorostiaga y el dirigente de KAS y representante de esta formación en las Juntas Generales de Guipúzcoa, Xabier Alegría.La declaración de los detenidos se producirá un día después de que el equipo de abogados que representa a OrainSA denunciase la situación de "indefensión de los detenidos", calificara de "inconstitucional, nulo de pleno derecho y arbitrario" el cierre cautelar del diario Egin y de Egin Irratia, y anunciara su intención de recurrir el auto. "Llegaremos hasta el final", indicaron los abogados. "Si es necesario hasta el Tribunal de Estrasburgo".

El portavoz de los letrados, Iñigo Iruin, no escatimó críticas jurídicas a una decisión que supone, en su opinión, "una vulneración efectiva del artículo 20 de la Constitución", que ampara el derecho a la libertad de expresión e información. "La única posibilidad que ofrece el texto constitucional para suspender esos derechos es la declaración de un estado de excepción o de sitio", precisó el abogado. "En caso de delitos de terrorismo existen algunos derechos que pueden ser suspendidos", indicó, "pero en el artículo 55.2 que los recoge no figura el de la suspensión del derecho a la libertad de expresión e información".

El abogado cree que tampoco cabe la aplicación del delito de asociación ilícita, supuesto en el que "sí pueden suspenderse los derechos del artículo 20. Afirmar que el conjunto de la actividad de Egin y Orain es ilícita, que su finalidad asociativa es cometer delitos no tiene sentido", afirmó. En su análisis jurídico, Iruin no quiso eludir una apreciación política al acusar a Garzón de dar "cobertura jurídica" a "una decisión política" tomada de antemano. Porque, dijo, "la clausura temporal de Egin y Egin Irratia era uno de los objetivos políticos de Mayor Oreja. Sólo faltaba que un juez le diera cobertura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de julio de 1998