La deuda heredada de Roldán está pagada, según López Valdivieso

El director de la Guardia Civil, Santiago López Valdivielso, se sirvió ayer de una expresión popular -"de vez en cuando es bueno parar y afilar el hacha"- para justificar la presencia en Madrid, fuera de sus lugares habituales de trabajo, de 1.200 mandos de compañías y puestos de toda España. López Valdivielso aseguró ante sus guardias que, además de los éxitos en la lucha antiterrorista, los dos últimos años han servido para saldar los 25.000 millones de pesetas de "deuda heredada", causada principalmente por los dispendios de Luis Roldán.También anunció la puesta en marcha de unidades de gestión económica en cada una de las15 zonas operativas de la Guardia Civil, cuya misión consistirá en autorizar la contratación de pequeñas obras y la adquisión de material. Hasta ahora, cualquier gasto, por insignificante que fuera, tenía que ser autorizado por la dirección general.

Es la primera vez que se organiza una convención de este tipo, donde conviven desde cabos primeros hasta capitanes. "Nos enriquecemos en un doble sentido", explicó ayer un alto cargo, "nosotros les explicamos los proyectos, y ellos nos cuentan cuáles son sus preocupaciones y sus necesidades más inmediatas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de junio de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50