Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión de garantías desestima el recurso del equipo de Morán contra Leguina

La Comisión Federal de Garantías del PSOE desestimó ayer el recurso presentado por el equipo de Fernando Morán contra Joaquín Leguina, su rival en las elecciones por la candidatura a la alcaldía de Madrid. Para la Comisión, en ningún momento se ha roto el derecho de igualdad de ambos aspirantes. Los simpatizantes del ex ministro acusaron a la candidatura de Joaquín Leguina, su oponente en las primarias, de saltarse las normas establecidas por la dirección del partido al enviar una papeleta de voto a los 11.000 militantes socialistas madrileños.

El cruce de acusaciones entre una y otra candidatura llegó hasta el final de la campaña. El equipo del ex ministro no vio con buenos ojos la decisión de la Comisión de Garantías, que desestimó el recurso presentado por los asesores legales del equipo de Morán. Para la comisión, en ningún momento se rompió el proceso de igualdad entre las dos candidaturas, tal y como denunció Morán.

El responsable de la campaña del ex ministro de Asuntos Exteriores, Víctor Jara, repitió ayer que "los militantes sólo han recibido una papeleta de voto para Joaquín Leguina y en ningún momento ninguna de Morán". Hace dos días, Jara sugirió que la dirección de la FSM favorecía la candidatura de Leguina, al correr incluso con los gastos de envío de esta segunda misiva. Jara aseguró que el proceso de primarias se había "prostituido" e indicó que estas "irregularidades" su ponían "una ruptura de la equidad de ambas candidaturas". La candidatura de Leguina indicó que contaban con el visto bueno de la comisión de garantías de la FSM, a la que habían avisado días antes de que enviarían las papeletas y que el equipo de Morán no las envió "por que dijo que le suponía un trabajo excesivo".

Jara, por su parte, aseguró ayer que "la FSM autorizó el envío de estos sobres pero sólo se lo comunicó a la candidatura de Leguina y en ningún momento a nosotros. Cuando les preguntamos que por qué no nos habían dicho nada, nos contestaron que por problemas de organización". Por otro lado, la comisión aceptó que todos los militantes de la Asociación Socialista Universitaria (ASU) podrán ejercer su voto con independencia de donde tengan fijado el domicilio, tal y como pedía el equipo de Morán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de junio de 1998

Más información

  • El ex presidente mantiene que su rival no envió papeletas porque "era excesivo trabajo