Cierre de comercios en San Blas contra la droga

Comerciantes de las calles de Amposta y Alberique, en San Blas, cerraron ayer tarde sus establecimientos media hora antes de lo habitual para protestar por el aumento de la venta y el consumo de droga en la zona. La convocatoria partió de la Plataforma vecinal y de la asociación de comerciantes de San Blas-Simancas, que congregaron a 200 personas en una manifestación que recorrió diversas calles del barrio.Todos los días, desde principios de junio, estos vecinos se movilizan para protestar por la presencia de numerosos toxicómanos en el parque de Arcentales. Esa zona verde y los alrededores de la cercana parada de metro de Simancas han sido un punto de venta de droga desde hace años, pero los vecinos se quejan de que, desde hace nueve meses, la presencia de drogodependientes en el parque es cada vez mayor.

Hasta hace dos años, San Blas contaba con uno de los principales supermercados de la droga, en las chabolas de los Focos y los Módulos, en la avenida de Guadalajara. Una vez desmantelado aquel núcleo, el trasiego de heroinómanos bajó. Pero los vecinos temen que el parque acabe convirtiéndose en un nuevo punto negro de trapicheo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS