Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición japonesa intensifica sus críticas a Hashimoto

Los líderes de los partidos de la oposición en Japón reiteraron y multiplicaron ayer las críticas contra el primer ministro del país, Ryutaro Hashimoto, culpando a su Gobierno de conducir al país a su primera recesión económica en 23 años.

Estas críticas, que han sido secundadas por la mayor parte de la prensa nipona, se producen un día después de que la Cámara baja del Parlamento rechazase la moción de censura presentada por tres partidos de la oposición contra el Gobierno de Hashimoto, acusándolo de pésima gestión económica del país. Votaron contra la moción 273 de los 500 parlamentarios, mientras 207 lo hicieron a favor.

Los datos oficiales publicados el viernes demuestran que, de enero a marzo de 1998, la economía japonesa retrocedió por segundo trimestre consecutivo. La Agencia de Planificación Económica (EPA) anunció que en todo el año fiscal (que finalizó en marzo y durante el que hubo tres trimestres de crecimiento negativo) el producto interior bruto (PIB) japonés se ha reducido un 0,7%, entrando en su primera recesión desde 1975, cuando Japón se vio fuertemente afectado por la primera crisis del petróleo.

La moción de censura se produjo anteayer por la mañana, mientras el yen caía a su nivel más bajo respecto al dólar de los últimos ocho años y el índice Nikkei se hundía por debajo de los 15.000 puntos por primera vez en cinco meses. "Lo único que queda por hacer es reemplazar a Hashimoto", afirmó ayer el líder del opositor Partido Democrático de Japón, Naoto Kan, durante un debate televisivo.

Déficit fiscal

"Después de tres años insistiendo en las reformas fiscales, la Administración de Hashimoto ha logrado un crecimiento del déficit fiscal de 76 billones de yenes (unos 80,22 billones de pesetas), pero la economía sigue en muy mal estado", añadió.El secretario general del Partido Liberal-Democrático (PLD, presidido por Hashimoto), Koichi Kato, defendió las medidas económicas del Gobierno y añadió: "Quiero señalar que los líderes de la oposición deberían plantearse qué pueden hacer si llegan al poder".

Pero los partidos de oposición denunciaron la política económica de Hashimoto, afirmando que los años de "reinado" del PLD han causado problemas estructurales en la economía japonesa. "El motivo por el que la estructura económica de Japón no cambia es que la sociedad del país está modelada por el PLD", afirmó Kan.

El jefe del opositor Partido Liberal (escindido del PLD), Ichiro Ozawa, también instó a una reforma estructural de la economía. Hashimoto "no tiene un programa detallado de lo que hay que hacer", señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de junio de 1998