Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobernar a golpe de sondeo

Entre la mañana del lunes y la tarde del pasado martes, fuentes del PP y del Gobierno filtraron a diversos medios de comunicación "su percepción" de que el PSOE había dado un vuelco electoral y se situaba de nuevo en cabeza en el barómetro político del CIS de abril, que se presentaba públicamente el miércoles. Esas fuentes se preocuparon de añadir que todo ello se debía sólo al efecto Borrell, ya diluido por el debate de la Nación. Se aportó incluso un dato de estimación de voto que luego, tras publicarse en varios medios, resultó incierto. El Gobierno, en cualquier caso, demostró así que conocía el sondeo desde hacía varios días, como sabía el balance del que se iba a exponer dos días después, este viernes 29 de mayo, sobre el debate de la Nación que se celebró 14 días antes. Esta última encuesta del CIS, encargada como el año pasado a una firma privada (Instituto Opina), ha deparado datos similares a la efectuada también por Opina para La Vanguardia una jornada después de finalizado el debate. Su muestreo es un poco mayor, 1.200 entrevistas en vez de 1.000, pero también se realizó con el sistema de contacto telefónico. El Gobierno asegura que el trabajo de campo fue en cada caso diferente. Los analistas del CIS recogieron los datos que les facilitó Opina y tardaron dos semanas en cocinar sus resultados. Demora idéntica a la del año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 1998