Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Nunca es tarde para aprender a vivir"

La doctora Laura Miguel Arranz, psicóloga, lleva siete años impartiendo en el Colegio de Médicos de Sevilla cursos de relajación. Su especialidad es el estrés, un problema al que le ha dedicado más de dos décadas de estudio. Por sus cursos han pasado ya un millar de personas; médicos principalmente. La doctora Arranz no quiere oír hablar de psicoanálisis, ni de terapias, reniega de la palabra enfermedad; para ella, el problema del estrés es muy sencillo: se resuelve con la educación. Cree que las personas estamos educándonos "de una manera o de otra" permanentemente, y asegura que "nunca es tarde para aprender a vivir". Pregunta. ¿Qué es el estrés, doctora? Respuesta. Es la relación que se establece entre el deseo que tenemos de una cosa y los recursos que utilizamos para conseguirla. En realidad es un esfuerzo, una respuesta adaptativa. P. Los que lo padecen aseguran que para ellos el tema no es de esfuerzo, precisamente... R. Es que el proceso de adaptación es muy complejo. Ese excesivo esfuerzo que, a veces, tenemos que hacer para alcanzar los objetivos que perseguimos, se mezcla con otros factores importantes, que también intervienen. La situación en la que vivimos, el miedo, o los recursos de que disponemos, son algunos de ellos. P. Es decir, si yo quiero comprarme un coche, no dejo de pensar en él, y a la vez no hago nada para resolver el tema, puede que me estrese ¿no? R. Efectivamente; así es. P. ¿Y qué se puede hacer en una situación de estrés? R. Pues relajarse. Practicar el autocontrol. Reflexionar sobre lo que tenemos entre manos; no podemos ir por la vida agitados todo el día. Hay que pararse y desmenuzar la situación: ¿qué queremos hacer?, ¿cómo lo hacemos?, ¿qué esfuerzo estamos dispuestos a realizar para consegirlo? P. La gente no se plantearse esas preguntas que usted hace. R. Alguna vez hay que empezar. Esto es lo que yo llamo educación. Además existen estrategias, trucos... P. ¿Trucos? R. Dedicarse 5 minutos al día por ejemplo. Si tenemos tiempo para trabajar, para comer, para dormir... También deberíamos tenerlo para nosotros. Hay que pensar en uno mismo. Cerrar los ojos y olvidarse de todo, observar la respiración, sentir el cuerpo... R. ¿Sólo eso? P. También es necesario valorarse; reconocerse las cualidades que uno tiene y creer en ellas. Cuanto más se quiere uno, más puede querer a los demás. P. ¿Y se cura así el estrés? R. Sí, claro. Mi propuesta es que nos reeduquemos, que aprendamos a relajarnos... En mi opinión, siempre estamos aprendiendo. Lo que tenemos que hacer es encauzar nuestra energía para aprender a vivir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998

Más información

  • LAURA MIGUEL ARRANZ PSICÓLOGA