Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los detenidos en la ocupación de Gran Vía salen en libertad provisional

Los cuatro jóvenes que permanecían detenidos desde que el pasado lunes un centenar de personas okuparan durante cuatro horas el antiguo hotel Avenida, en la Gran Vía, fueron puestos ayer tarde en libertad provisional acusados de atentado a la autoridad tras declarar ante el juez de guardia. La policía les imputa una agresión a dos agentes municipales.Dos de estos jóvenes aseguran que se encontraban repartiendo propaganda de un establecimiento y, al ver que los manifestantes intentaban entrar al hotel citado, se acercaron a curiosear y fueron arrestados. Afirman que no tenían nada que ver con esta movilización que okupas, parados y miembros de la Coordinadora de Barrios y de Madres Unidas contra la Droga habían organizado para poner en el candelero los problemas de los excluidos sociales. La intención de estos colectivos era utilizar el edificio durante una semana como cuartel general para unas jornadas sobre la marginación.

Los otros dos detenidos reconocen que acudían al lugar a participar en la protesta pero niegan que agredieran a los agentes. "Nada más llegar vimos que había varias personas corriendo porque venían detrás los policías municipales, corrimos también y nos arrestaron", aseguran.

Durante toda la mañana de ayer, medio centenar de personas de los colectivos que propugnaron la okupación del lunes permanecieron concentradas frente a los juzgados de la plaza de Castilla.

El delegado del Gobierno, Pedro Núñez Morgades, señaló ayer que la actuación policial del pasado lunes, en la que agentes antidisturbios cargaron después de que los manifestantes abandonasen pacíficamente el antiguo hotel Avenida, pudo tener "una connotación innecesaria", informa Francisco Javier Barroso. La delegación ha abierto una investigación interna para conocer todo lo sucedido.

Pedro Núñez Morgades destacó que cualquier actuación de las Unidades de Intervención Policial (UIP, antiguos antidisturbios) se estudia a posteriori. Las conclusiones se utilizan, afirmó, para mejorar y perfeccionar el servicio. Núñez Morgades aprovechó la ocasión para alabar "el aguante excepcional y la capacidad" de las UIP.

Incidentes en Cibeles

Por otro lado, el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, defendió ayer, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, la actuación policial durante los desórdenes públicos que se produjeron la noche del miércoles 20 en la plaza de Cibeles durante la celebración de la victoria del Real Madrid en la Copa de Europa, informa Europa Press.En respuesta a una pregunta del diputado socialista Luis Alberto Aguiriano, señaló que los miembros de las Fuerzas de Seguridad actuaron con competencia y con la paciencia que exigía la situación, y subrayó que los únicos responsables de los incidentes fueron "un grupo de radicales que no saben respetar la libertad y tranquilidad de los ciudadanos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de mayo de 1998