Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schröder incluye a los dos "barones" socialdemócratas en su futuro gobierno

El candidato socialdemócrata a la cancillería federal, Gerhard Schröder, dio un golpe de efecto ayer al presentar por sorpresa al núcleo duro del que será su gabinete en caso de que el SPD gane las elecciones del próximo 27 de septiembre. Oskar Lafontaine, que preside el partido y es el estratega económico más sólido del grupo, se hará cargo del ministerio de Hacienda, y Rudolf Scharping, que se ocupa de relaciones internacionales en el SPD y con buenas relaciones en EE UU, se responsabilizará de la cartera de Exteriores.

A estos dos nombres se añaden siete más (cuatro hombres y tres mujeres). Para el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales había sido designado ya el jefe del sindicato del Metal, Walter Riester. Para el Ministerio del Interior, Schröder quiere nombrar a Otto Schily, un diputado de 66 años de oscilante biografía, que en 1989 se pasó de los Verdes al SPD y que antes había actuado como abogado en los procesos del grupo terrorista Baden-Meinhof.Para la reconstrucción en el Este del país, Schröder ha pensado en el economista Rolf Schwanitz, un diputado del Bundestag elegido en la lista del land de Sajonia, que es contrario a la colaboración con los excomunistas del Partido del Socialismo Democrático (PDS) tanto en el plano local como en el federal.

Precisamente, la colaboración con el PDS fue ayer clave para la elección en Magdeburgo del socialdemócrata Reinhard Höppner, de 49 años, como jefe del Gobierno del land de Sajonia-Anhalt para un segundo mandato de cuatro años. Höppner, hijo de un pastor protestante que participó en los movimientos de disidencia política de la iglesia evangélica en la RDA, ha desafiado con terquedad y calma las presiones de la dirección del SPD en contra de la colaboración con el PDS.

La CDU (Unión Demócrata Cristiana) ha convertido la relación de socialdemócratas y poscomunistas de la ex RDA en un tema central de la campaña electoral y la equipara a una especie de pacto diabólico fuera del terreno de la Constitución.

El presidente del SPD, Oskar Lafontaine, y el candidato a la cancillería, Gerhard Schröder, querían que Höppner llegase a un trato para gobernar conjuntamente con la CDU en Sajonia-Anhalt, una región de 4,7 millones de habitantes y 18.338 kilómetros cuadrados que tiene las peores tasas de paro de Alemania.

En las elecciones regionales de abril, la extrema derecha, representada por la Unión del Pueblo Alemán (DVU), logró un 13% e ingresó así por primera vez en un Parlamento del Este alemán.

El SPD, que con el 37,8% de los votos es la primera fuerza política del land, había gobernado durante la anterior legislatura conjuntamente con los Verdes, pero éstos no obtuvieron votos suficientes para entrar en el actual Parlamento regional. Höppner formó ayer un Gobierno integrado exclusivamente por socialdemócratas, que cuenta con el apoyo del PDS.

Kohl denuncia

El canciller Helmut Kohl reaccionó rápidamente a la elección de Höppner y dijo que su nombramiento con los votos del SPD supone una «profunda fisura en la historia de la República Federal de Alemania».El canciller acusó al SPD de traicionar el principio básico, según el cual los partidos democráticos no deben colaborar nunca con radicales de derecha o de izquierdas.

«Los radicales de derechas y de izquierdas sólo han traído desgracia a nuestro pueblo durante este siglo. No deben volver a tener influencia política en Alemania nunca más», afirmó Kohl. «Hoy el discurso del SPD sobre el nuevo centro ha demostrado ser una gigantesca decepción. El camino hacia una república izquierdista ha comenzado», sentenció el canciller.

Kohl advirtió, además, que la colaboración entre el SPD y el PDS puede darse en otras regiones de Alemania y convertirse en el modelo que Schröder estaría dispuesto a utilizar a escala federal para lograr la Cancillería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de mayo de 1998

Más información

  • Los comunistas dan el poder al SPD en Sajonia