Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos de cada tres vascos rechazan la política antiterrorista de Aznar

Dos de cada tres ciudadanos vascos rechazan la política antiterrorista que está llevando a cabo el Gobierno presidido por José María Aznar. Así se refleja en el barómetro sobre la situación en el País Vasco y las perspectivas para las elecciones de octubre, que ayer entregó en el Congreso el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), organismo dependiente de la Administración. El porcentaje de los que se declaran poco o nada de acuerdo con las medidas contra el terrorismo alcanza el 64,8%.

Las actuaciones que desarrolla el Gobierno de Vitoria para combatir el fenómeno de la violencia callejera también reciben un fuerte varapalo de la ciudadanía vasca. El 56% de los encuestados manifiesta su descontento. El CIS también pregunta sobre la percepción que observan entre sus vecinos y amigos cuando se produce un atentado de ETA. Un 69,8% señala que esos sentimientos son de rechazo o indignación y un 11,4% reconoce que en su entorno se evita expresar lo que se piensa. El barómetro pregunta por la intención de voto ante las elecciones del próximo mes de octubre. Los resultados arrojan una consolidación del mapa electoral surgido de los comicios de 1994. El PNV continuaría como partido más votado y obtendría entre 21 y 22 escaños (en la actualidad tiene 22). Socialistas y PP mejorarían sus resultados, especialmente el segundo, que pasaría de los 11 escaños actuales a entre 13 y 14. La ganancia del PP sería a costa de Unidad Alavesa, que perdería, según la encuesta, tres de sus cinco parlamentarios autonómicos. El PSE lograría entre 14 y 15 escaños (ahora tiene 12). En valoración de líderes, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe logran las mayores puntaciones, con un 6,30 sobre 10 y un 5,21, respectivamente. Carlos Iturgaiz obtiene un 3,69, y Nicolás Redondo Terreros, un 4,07.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de mayo de 1998

Más información

  • Encuesta del CIS sobre la situación en Euskadi