La Oreja de Van Gogh debuta con un elepé de pop rock comercial

Es sabido que Vincent Van Gogh se automutiló una oreja en plena depresión. Dicho episodio inspiró a una joven banda de pop rock, cuya media de edad es de 20 años, a la hora de escoger nombre artístico. Así, La Oreja de Van Gogh es el peculiar apelativo que distingue a la formación que ganó el concurso de pop rock de San Sebastián organizado la última Semana Grande donostiarra. Ese triunfo les animó a enviar una maqueta a Sony Music, que pronto descubrió el filón comercial de la banda y acabó incorporándola a su catálogo. Con dichos antecedentes, el pasado lunes llegó las tiendas Dile al Sol, un primer elepé para Epic que promete pegar fuerte en las radiofórmulas y satisfacer las expectativas de ventas de la compañía. Para lograrlo, cuenta con una docena de canciones que van del pop pegadizo con el que ha triunfado el dúo Ella Baila Sola a un pop rock más fibroso capaz de competir con el de los Tahúres Zurdos más melódicos. Sin embargo, pese a su innegable potencial comercial, su guitarrista Pablo Benegas asegura que no pretenden "dar ningún pelotazo, sino construir una carrera en la medida de lo posible". Mikel Erentxun Para comenzar a afianzarse, el quinteto ha contado en Dile al Sol con la colaboración de dos artistas consagrados de su ciudad: Mikel Erentxun (Duncan Dhu) y Txetxo Bengoetxea (21 Japonesas), cuya participación supone un indudable reclamo. "Evidentemente, da peso al disco el que dos personajes como ellos hayan participado. Así, viene avalado por dos grandes músicos. ¿Reclamo comercial? Sí, puede ser. Desde luego, a nosotros nos pareció una buena idea", afirma Benegas. Otro factor a su favor es la atinada producción de Alejo Stivel, antiguo cantante de Tequila, quien ha dotado a la grabación de un sonido brillante respetando las premisas del quinteto. "Frente al miedo que podíamos tener de trabajar en Sony, una multinacional que puede llevar por donde ella quiera el disco, que podía darle el aire que quisiera, hemos conseguido que las canciones conserven su estructura y sean prácticamente las mismas. Teníamos mucho miedo y Alejo ha sabido respetar lo que queríamos decir en las canciones y la manera en que queríamos hacerlo", confiesa el guitarrista. Una imagen perfilada por profesionales de la moda y el maquillaje se ha puesto también a su alcance en su asalto al éxito. Pese a que en la portada del disco los componentes masculinos aparecen levemente difuminados tras la imagen en primer plano de la escotada vocalista, La Oreja de Van Gogh niegan que vayan a explotar la típica imagen de grupo con chica al frente. En cuanto a sus influencias, la propia cantante afirma que simplemente se guían por canciones que les gustan; "pueden ser de un videojuego, de un anuncio o de una banda sonora. Desde Pavarotti hasta Cornershop".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de mayo de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50