Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCENA

La Compañía de Teatro Clásico apuesta por el Calderón más divertido

Rafael Pérez Sierra, director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, calificó ayer No hay burlas con el amor, de Calderón de la Barca, como una comedia de capa y espada que "significa la perfección de un género". Hoy se estrena la versión de este título que ha dirigido el irlandés Denis Rafter, ha adaptado el propio Pérez Sierra y es interpretada por una renovada Compañía Nacional de Teatro Clásico.

Sobre esta comedia, perteneciente a la madurez de Calderón, Pérez Sierra destacó: "Quizá sea una obra perfecta y quizá sea una de las más divertidas de Calderón. La puesta en escena que ha realizado Rafter contiene todo lo esencial de la comedia de capa y espada". Por su parte, Rafter se refirió a esta obra como un texto "que habla de temas muy importantes, como el amor, los celos y cosas esenciales que pasan a lo largo de la vida". "Hay muchas cosas que Calderón no dejó escrito porque confíaba en la inteligencia del público. Eso da mucho margen a la hora de la puesta en escena, deja al director gran libertad a la hora de jugar con su obra", añadió Rafter.Con esta obra se incorporan en esta formación nacional nuevos nombres. Entre el reparto figuran actores como Antonio Vico, Fernando Conde, Jacobo Dicenta, Blanca Portillo, Paula Soldevila, Carmen del Valle, José Caride o Carmen del Valle. "Es una compañía muy joven, en la que creo que va ha haber hallazgos importantes", manifestó Pérez de la Sierra.

No hay burlas con el amor, en el Teatro de la Comedia (Príncipe, 14; metro Sevilla) hasta el 21 de junio. Horarios en cartelera. De 2.600 a 1.300 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1998

Más información

  • SE ESTRENA "NO HAY BURLAS CON EL AMOR"