CICLISMO

Alex Zülle logró la primera "maglia" rosa del Giro

El ciclista suizo Alex Zülle del equipo Festina , logró la primera maglia rosa en el Giro, que ayer comenzó a disputarse en Niza, al adjudicarse la victoria en la etapa prólogo disputada en un circuito urbano. Zülle invirtió en los primeros siete kilómetros de esta carrera 7.55 minutos, lo que seignifica rodar a 53,053 kilómetros hora. La etapa se disputó bajo la lluvia. Segundo fue el ucranio Serguei Gontchar.

Sólo dos corredores bajaron de ocho minutos en la prólogo. Fue un mano a mano entre Zülle y Gontchar, un especialista de la contrarreloj. El suizo se impuso por un segundo y abrió una brecha apreciable sobre algunos de sus principales adversarios en la carrera italiana.El principal damnificado, como estaba previsto, fue el italiano Marco Pantani, que perdió 39 segundo con relación a Zülle. La prueba se disputó en difíciles condiciones, en un circuito con numerosos virajes, con viento y bajo la lluvia. Algunos de los tapados, como Tonkov, ganador de la pasada edición del Giro, y Gotti obtuvieron resultados discretos.

Tonkov cedió 23 segundos con respecto al primer líder. Gotti perdió 31 segundos. "Las diferencias fueron las esperadas", se limitó a decir Pantani tras la etapa.

Zülle ofreció buenas vibraciones. Su temporada ha tenido poco que ver con las impetuosas prestaciones que se le exigían en el equipo Once por estas fechas y en otras temporadas. Pero los datos son excelentes. En la reciente Vuelta a Suiza se dejó ver en varias etapas como ayudante de Dufaux, ganador de la carrera.

Victoria de Jiménez

La etapa reina fue para José María Jiménez y la gloria final para Laurent Jalabert. La Vuelta Ciclista a Asturias ha repartido honores entre sus participantes más ilustres, como se pudo constatar con la victoria de Santi Blanco en el Naranco.La superioridad del Once-Deutsche Bank ha sido tan grande que redujo la etapa reina a la media hora escasa de subida al último puerto, el santuario del Acebo. Antes, un alto de categoría especial (Somiedo) y otro de primera (Leitariegos) apenas permitieron los escarceos de corredores que sólo reclamaban un momento de atención. Por eso, casi todo el pelotón llegó agrupado a Cangas del Narcea, donde se desencadenó la batalla de verdad.

Los lugartenientes de Jalabert hicieron casi todo el trabajo, sin dar opción a grandes aventuras. Sólo a falta de dos kilómetros, cuando ya no había terreno ni tiempo para grandes diferencias, el Banesto tuvo algo que decir.

Miguel Ángel Peña desató las hostilidades, quizá pensando en servir de puente para Jiménez, pero el que se aprovechó fue Blanco. Especularon tanto con la victoria de etapa que estuvo a punto de aprovecharse el portugués Lavarinhas. Pero en los metros finales, Jiménez pudo arreglarlo y compensar a Banesto por la mala imagen de Olano, que perdió cuatro minutos.

La Vuelta termina hoy con una etapa entre Cangas del Narcea y Oviedo, y que confirmará un podio de lujo: Jalabert, Jiménez y Blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de mayo de 1998.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50