El Madrid puso buena cara ante las cámaras

El club madridista se sometió a una jornada de puertas abiertas ante la prensa internacional

La avalancha mediática se precipitó en los pasillos del estadio Santiago Bernabéu. Fue ayer, cuando faltaban siete días para la final de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y la Juventus. El Madrid, como ya hizo su rival italiano por imperativo de la UEFA, celebró una jornada de puertas abiertas ante la prensa internacional. Era cuestión de dar buena imagen, de poner buena cara.La primera imagen madridista que captaron las 20 cámaras de televisión -inglesas, italianas, holandesas, francesas, alemanas y españolas- fue sobrecogedora: el renqueante Fernando Hierro simulando despreocupación tras sufrir una esguince en el tobillo derecho.

Rara vez se vio en la sede del Real Madrid una concentración de periodistas semejante. Con el jefe de prensa blanco, Enrique Martín, a modo de riguroso director de orquesta, fueron compareciendo los ocho jugadores elegidos -Hierro, Redondo, Panucci, Roberto Carlos, Seedorf, Raúl, Karembeu- y el entrenador, Jupp Heynckes.

"¿A dónde se irá después de la final?", preguntaba a Heynckes un incisivo periodista británico. Heynckes tragaba saliva. "¿A usted le gusta estar en el Real Madrid?", insistía. "Sí", contestó el entrenador. "¿Y entonces por qué se va a ir?", replicaba el inglés, ante el gesto agobiado de Enrique Martín.

Fue una interesante muestra de la curiosidad extranjera ante la situación del Madrid a unos días de la final. El oscuro futuro de Heynckes, el mal juego del equipo, la importancia capital de la final para un club a punto de culminar una temporada decepcionante, el estado anímico de la plantilla, la presión... Fueron los temas más recurridos por la prensa extranjera. "Estoy a tope", afirmaba el técnico blanco en defensa propia, "la presión no me asusuta".

El presidente madridista, Lorenzo Sanz, compareció tras los jugadores para poner el broche a la sesión. Se mostró fatigado. Y expresó su "preocupación" frente al posible cambio de sede de la final. "Es una barbaridad que la UEFA haya elegido un estadio tan chico como el Amsterdam Arena", concluyó.

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS