Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inflación en Japón crece un 0,4% en marzo y se sitúa en el 2,2%

La economía japonesa no da síntomas de recuperación. El Índice de Precios al Consumo (IPC) experimentó una subida del 0,4% en el mes de marzo respecto al mes anterior, lo que significa un aumento de la inflación interanual del 2,2%, según difundió ayer la Agencia Nacional de Administración y Coordinación japonesa.Los datos sobre inflación se complementaron ayer con la información sobre la primera caída del salario medio de los japoneses en los últimos cuatro años, facilitada por el Ministerio de Trabajo. Según Trabajo, el salario medio mensual de los japoneses se situaba en 421.420 yenes (480.418 pesetas) al término de 1997, lo que representa un 1,1% menos respecto al año anterior.

No han ido mejor las cosas para el banco central de Japón, cuyas reservas en divisas registraron en abril un descenso de 17.835 millones de dólares (más de 2,6 billones de pesetas) como consecuencia de las intervenciones del Gobierno para contener la caída del yen frente a la moneda estadounidense, según anunció ayer el ministerio de Finanzas nipón.

La crisis en la economía productiva se ha hecho sentir entre los fabricantes de automóviles, cuyas ventas cayeron un 54,1% en abril respecto al mes anterior, y se situaron en el nivel más bajo de los últimos 21 años, aseguró ayer la Asociación Japonesa de Vendedores de Automóviles.

A las cifras sobre el sector se añadió el anuncio de dimisión de Masayuki Saito, presidente de Nissan Diesel, por razones de edad y el cierre de una factoría de Toyota en Nueva Zelanda debido a la desaparición de los elevados derechos de aduana que protegen a los productores locales.

Pese al aluvión de datos negativos sobre Japón, Asia puede comenzar un nuevo ciclo de recuperación económica a partir de 1999, según los expertos que han participado en la asamblea anual del Banco Asiático de Desarrollo (BAD) que concluyó ayer en Ginebra, informa Luis Vázquez. Algunos de los países se recuperarán antes que otros, aunque los índices de crecimiento para el año próximo «serán modestos» en todo el continente, con las excepciones de China e India.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de mayo de 1998