Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Salvador Millet i Bel, economista

Ayer fue enterrado en Barcelona el economista Salvador Millet i Bel, ex presidente de La Caixa, fallecido el pasado martes. Millet i Bel tenía 85 años -nació en Viladrau en 1912- e inició su trayectoria intelectual como diplomado de la Institución de Estudios Económicos y Comerciales de la Generalitat republicana. Cursó estudios en Berlín y fue discípulo de Wilhelm Kopke. En el campo del análisis científico siguió después los pasos de Fiedreich Hayek, el economista liberal más influyente de este siglo líder de la escuela de Viena, que años más tarde alumbró las bases intelectuales del monetarismo de Friedman en Chicago. Fue presidente de La Caixa -cargo en el que antecedió al actual presidente, Juan Antonio Samaranch-, responsable de la Fundaciò Bernat Metge y Creu de Sant Jordi de la Generalitat.En 1934, Millet i Bel ingresó en las juventudes de la Lliga Regionalista de Catalunya y colaboró con Francesc Cambó hasta 1936, en el estallido de la guerra civil, donde fue perseguido y tuvo que exiliarse a Francia. A la vuelta del exilio siguió su tarea de colaboración con Cambó en temas de información económica y dirigió la editorial Alpha hasta 1956, y durante toda esta etapa desempeñó la función de profesor de estudios del Instituto de Estudios Universitarios Catalanes, una entidad filial del Institut d'Estudis Catalans. A mediados de los cincuenta se incorporó a la corriente de la economía liberal y empezó a colaborar en prensa, especialmente en la revista Destino y el diario La Vanguardia con artículos que le han valido el premio del Institut d'Estudis Catalans. También ha sido presidente del Institut de Estudios Europeos, defensor de los sistemas democráticos y tras la caída del franquismo fue uno de los promotores del Club Catalonia y de la Lliga Liberal Catalana -impulsada por el fallecido Josep Maria de Figueras- que intentaba actualizar el ideario de Cambó.

La actividad profesional de Millet i Bel está marcada por su etapa en la presidencia de La Caixa, una actividad que compaginó con su colaboración académica en los Estudios Universitarios Catalanes. Sin embargo, la trayectoria docente de Millet i Bel había empezado mucho antes en plena clandestinidad en el régimen franquista. Fue en un piso en el que vivía en la calle de Balmes, donde un grupo de jóvenes estudiantes de Derecho, de pensamientos muy distintos, llegaron a considerarse discípulos y amigos. Entre aquellos asistentes a las clases de Millet i Bel estaban Joan Reventós, Francesc Bonet, Joan Hernández Roig y Francesc Casares. Cuando en plena posguerra, concretamente en 1947, Millet fundó clandestinamente la Sociedad Catalana de Estudios Jurídicos Económicos y Sociales, presidió la sección de Economía de la actual Sociedad Catalana, vinculada a la patronal catalana Fomento del Trabajo. Aquellas aulas improvisadas fueron el primer punto de encuentro de hombres como Duran Ventosa, Coll Alentorn, Claudi Ametlla, Josep Benet, Joan Reventós, Anton Cañellas, Llibert Quatrecases, Agustí Bassols y Jordi Pujol.

Millet i Bel colaboró con su cuñado Narcís de Carreras -también había desempeñado la presidencia de La Caixa- y con sus amigos economistas destacados como Lluc Beltran, Pau Roig y Marcel.lí Moreta en la organización de la seguridad social de la industria textil catalana que se avanzaba décadas a su tiempo. Millet i Bel fue el enclave español de la sociedad Mont Pellerïn que había sido fundada por el economista Hayek y que defendía posiciones ultraliberales. Como editorialista y como economista, Millet i Bel se expresó siempre en catalán como lo demuestran las ediciones clásicas de la Fundaciò Bernat Metge y los imponentes Monuments Catalonia de aquella época, que alumbran todavía hoy sus largas conversaciones con Joan Estelrich, el albacea de Cambó, y Joan P. Soldervicens.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 1998